Archivo por meses: marzo 2013

La pérdida de peso beneficia la artrosis de rodilla

La artrosis de rodilla puede mejorarse con la pérdida de peso.La artrosis es la enfermedad reumática por excelencia y que tanto temen muchas personas. Cuando aparece el dolor, en muchos de los casos, su vida cambia, y les acompaña durante mucho años, por no decir para siempre. 

Dentro de la artrosis, uno de los tipos más comunes y dolorosos es la artrosis de rodilla, una enfermedad crónica que se basa en el deterioro del cartílago de esta articulación, lo que acaba produciendo que aparezca el dolor cuando se realiza alguna actividad física, y lo que supone en muchos casos problemas para caminar o para permanecer de pie, o incluso llegando a que se deforme la rodilla.
Para combatir esta dolencia, el fisioterapeuta Raúl Ferrer apunta la perdida de peso como algo básico. “Es una de las pautas que se recomiendan a los pacientes con sobrepeso u obesidad que padecen artrosis de rodilla y les causa problemas, generalmente dolor e incapacidad funcional”, apostilla. 
 
Según Ferrer, no hay que olvidar que “la artrosis consiste en el desgaste del cartílago articular, llegando a degenerar el hueso en los casos más avanzados, y que no es la causa del dolor, pero si el origen secundario del mismo”Según apunta en su blog Fisioterapia en Atención Primaria, un estudio publicado recientemente en Annals of the Rheumatic Diseases han analizado los resultados tras un año de un estudio anterior, que propuso un plan intensivo de perdida de peso en pacientes con obesidad que padecían artrosis de Rodilla.
 
En conclusión del mismo, se obtuvo una mejoría notable en el dolor de los pacientes a estudio por lo que, según Ferrer, se pone de manifiesto que hay una relación directa entre la causa del dolor por artrosis de rodilla y el sobrepeso
 
Si encuentras alguna limitación de movimiento en tu cuerpo, con o sin dolor, no sólo la pérdida de peso, como se ha puesto de manifiesto en este caso, sino también la fisioterapia te pueda ayudar. Por eso, si tienes alguna duda, ponte en contacto a través de la consulta online de Rául Ferrer. Seguro que te puede ayudar.

El trastorno de la ansiedad: tipos y tratamiento online con un enfoque cognitivo-conductual

La ansiedad se está convirtiendo en uno de los problemas más tratados en una consulta debido al estrés de la vida moderna, que hace que no paren de crecer los casos de personas diagnosticadas con ella, aunque sigue habiendo muchos sin diagnosticar que también la padecen.
 
El trastorno de la ansiedad se puede tratar a través de una consulta online.
“Es una emoción que se expresa por un sentimiento de temor y que se acompaña por síntomas físicos”, apunta Sonia Carod Zamora, psicóloga, y especialista en tratar estos síntomas, los cuales conoce a la perfección. La también autora de la web de consultas psicológicas online Tu Psicoweb sabe perfectamente cómo se puede agravar el trastorno de la ansiedad y convertirse en algo peor si no se trata. “Un cierto grado de ansiedad es normal. La ansiedad nos moviliza, nos hace actuar, pero cuando sobrepasa un límite ocurre el efecto contrario, nos paraliza y nos impide actuar. Cuando se convierte en un problema aparecen problemas asociados: problemas de sueño, de alimentación, mal humor, malestar físico, etc.”, concluye.
 
Sin embargo, el trastorno de la ansiedad no es algo singular que siempre aparezca por las mismas causas ni se tenga que trata de la misma forma. La Dra. Carod Zamora define a continuación los diferentes tipos de trastornos de ansiedad:
  1. Agorafobiaincluye no sólo temores a lugares abiertos, sino también otros relacionados con ellos, como temores a las multitudes y a la dificultad para poder escapar inmediatamente a un lugar seguro ( CIE10). Puede haber agorafobia con crisis de angustia o sin crisis.
  2. Crisis de angustiala persona siente un pánico irracional, acompañado de síntomas físicos, la persona puede inluso pensar que se muere. Algunos de los síntomas son: palpitaciones, opresión en el pecho, mareos, sensación de irrealidad…
  3. Fobia social: es el temor a las situaciones sociales que muchas veces se acaban evitando. Las personas con fobia social pueden tener miedo a hablar en público porque piensan que los demás se darán cuenta de que están nerviosos, puede ser hasta que eviten comer en público, beber… Hasta cierto punto todos nos podemos poner nerviosos si tenemos una entrevista, hemos de dar una conferencia, etc., pero solo se establece el diagnóstico de fobia social cuando estos pensamientos y conductas de evitación interfieren en la vida cotidiana de la persona: su relación con la familia, amigos, trabajo, y llega incluso hasta incapacitar. 
  4. Fobias específicas: es un temor irracional y desproporcionado ante objetos o situaciones determinadas.
  5. Trastorno obsesivo-compulsivoel sujeto presenta compulsiones (acciones) o obsesiones que interfieren en su vida cotidiana, la persona puede llegar a reconocer que ésto no es normal, hasta cierto punto todos presentamos rituales de comprobación como asegurarnos varias veces que la puerta está cerrada…, para diagnosticarse como transtorno obsesivo-compulsivo los pensamientos y acciones interfieren en la vida cuotidiana del individuo. 
  6. Trastorno de ansiedad generalizada: la persona se encuentra siempre en estado de ansiedad sin causa aparente que lo justifique, están siempre preocupados.
  7. Trastorno por estrés postraumático: aparece después de una experiencia traumática.
 
Enfoque Cognitivo-Conductual
 
Según Carod Zamora, un trastorno de ansiedad puede no venir solo. “En terapia junto con el tratamiento específico también se trabaja la autoestima, y si hay depresión, se actúa en ella”.
El enfoque terapéutico que utiliza Carod Zamora es el cognitivo-conductual, que se ha demostrado muy eficaz en el tratamiento de estos trastornos. Según la artífice de Tu Psicoweb, este enfoque consiste en modificar la forma de enfrentarnos a lo que nos impide ser felices y a su vez sustituir esa forma de pensar negativa y deformada por otra más constructiva y positiva”. Así, según relata se “dota” a la persona de los “recursos necesarios para poder hacer frente a las diferentes situaciones, circunstancias que nos encontramos en la vida”.
 
Sin embargo, el paciente no está solo ante el peligro. “Entre sesión y sesión hay un seguimiento, lo que significa que el paciente no se siente solo, cuando lo necesita se puede poner en contacto con nosotros”, apunta.
Para trabajar el trastorno de ansiedad, sea del tipo que sea, la Dra. Sonia Carod apuesta por métodos innovadores. “Trabajamos tanto presencialmente como online. Los trastornos de ansiedad se pueden trata online con la misma eficacia que en una terapia presencial”, asevera.
 
Las personas que sufran de este trastorno y quieran acceder a un tratamiento online, pueden acceder a la consulta online para ponerse en contacto cuando y desde donde quieran, aprovechando las ventajas de la consulta online. La Dra. Sonia Carod Zamora apunta algunas de ellas: “Es más económica y te ahorras desplazamientos, además, si el paciente quiere, puede mantener el anonimato o utilizar la web cam, lo que lo asimilaría más a una terapia tradicional”.
 
“La terapia online es una forma de intervención psicológica en la que el cliente no tiene necesidad de desplazarse hasta la consulta”, apuntilla.

Drunkorexia, un desorden alimenticio entre la anorexia y el alcoholismo

A veces, cualquier tendencia social se puede convertir en un desorden alimenticio grave. Es lo que ha sucedido con la temida drunkorexia (unión de drunk, que es ebrio en inglés, y el sufijo griego orexia, que significa apetito), un desorden que se refiere a aquellas personas que ingieren la mínima cantidad de alimentos posible para compensar el alto contenido calórico del alcohol, y así poder beber todo lo que deseen.

La drunkorexia, un trastorno alimenticio muy ligado a la anorexia y el alcohol.

La reputada dietista Josefa Cobo, especialista en tratar desórdenes alimenticios y artífice de Diesalud, ahonda en algunas de las raíces de la drunkorexia y de una forma tajante. “En un mundo donde la apariencia física es más importante que el ‘yo’ interno y en el que estamos rodeados de cuerpos moldeados, para la mayoría de jóvenes entre 18 y 25 años la salud pasa a un segundo plano”. 

Cobo sabe perfectamente que es entonces cuando enfermedades como la bulimia y la anorexia toman protagonismo. Y si a eso le sumamos las drogas y el alcohol, el “resultado” puede ser “definitivo y en el peor de los casos, mortal”, asevera.

 
Su experiencia como dietista le ha hecho saber identificar perfectamente en qué circunstancias se produce este trastorno: “Dejar de comer lo que se debería para ingerir alimentos poco saludables y cargados de calorías vacías es una práctica común en todas aquellas personas que tienen problemas de sobrepeso”. Además, Cobo recalca la importancia del alcohol. “Si a esto le añadimos el alto consumo, entramos de lleno en este nuevo trastorno alimenticio”.

Según relata, el desorden alimenticio puede aparecer de dos maneras. Por un lado, las personas deciden no comer para así poder beber y por otro lado, las personas deciden no comer porque han bebido demasiadas calorías. Y según añade Cobo, ambas relaciones son nocivas para la salud. “Beber con el estómago vacío, como decimos comúnmente, incrementará muy rápidamente los niveles de alcohol en la sangre y forzará a trabajar de una manera desmedida a nuestro hígado. Si combinamos todo esto con un sistema inmune ya comprometido por la malnutrición, sabemos que cualquier efecto  secundario se verá incrementado”, apunta la dietista.


Sin embargo, y a pesar de lo que ya ha apuntado Cobo, la drunkorexia no acaba aquí. “Se debe prestar especial atención a este tipo de trastornos, ya que en la mayoría de ocasiones, este tipo distorsión alimentaria se presenta acompañada de anorexia o bulimia, lo cual incrementa todos los riesgos y las consecuencias negativas”, subraya. 


Para prestar la debido atención y las dudas que pueda surgir, Josefa Cobo recomienda realizar un seguimiento online o una dieta online a través de su consulta online, para así poder comenzar a abordar el problema a tiempo de que no sea más grave.


Como posible solución, Cobo apunta a la observación directa del entorno, sobre todo al más cercano. “La invitación sigue siendo para los padres, instituciones educativasy para la sociedad en general a observar a las personas que puedan ya estar iniciando este tipo de prácticas y estar bajo riesgo de presentar una condición más severa”, concluye.

La pediatría online te permite tener la historia clínica de tu hijo siempre a tu alcance

Cuando necesitas la información sobre la historia médica de tu hijo, cualquier persona de un centro sanitario puede tener acceso a ella. Sin embargo, para ti, resulta imposible consultarla. Seguro que a casi todos los que leéis esto os ha pasado alguna vez, tanto con información sobre ti mismo, como sobre información médica de tu hijo.

La historia médica de tu hijo, cerca gracias a la pediatría online.Esta situación, que ha sido así por muchos años, ha llegado a su fin gracias al pediatra de Granada Jesús Garrido, uno de los médicos más 2.0 de nuestro país, y autor de Mi Pediatra Online, donde atiende a través de la red a cientos de padres y madres, lo que le ha convertido en el máximo referente para los padres y madres que quieran ser los dueños de la historia médica de sus hijos.

“La historia clínica de alguien es mucho más que algo donde queda anotada cada consulta que haces a un médico. Suele decirse que en medicina el diagnóstico de un problema se basa un 75% en la historia, un 20% en la exploración y un 5% en las pruebas complementarias”, asevera Garrido.

Este médico, autor de varios ebooks como “Manual de Puericultura” y “Todos a dormir”, tiene claro la importancia que puede tener esta herramienta de cara a la salud del bebé.  “Disponer de una historia clínica completa es una herramienta fundamental. Especialmente en problemas no agudos. Es decir, si un niño tiene u catarro, la historia clínica es casi innecesaria. Pero si lo que tiene, por ejemplo, son amigdalitis de repetición, puede marcar la diferencia entre plantear sólo qué antibiótico le toca o buscar una solución definitiva al problema”, explica Garrido.
Sobre los obstáculos a los que se enfrenta esta novedad, apunta que “lo malo de la situación actual es que las historias clínicas de los pacientes están fragmentadas. Es decir, que nadie tiene una historia clínica completa del niño. Cada servicio de salud, hospital privado o consulta tiene su propio sistema de historia clínica con acceso limitado”.
 
Sin embargo, con esta tesitura, ¿cuál sería el único punto de unión de todas las historias? “La respuesta está en el propio paciente. Parece mentira que nadie se dé cuenta. Pero como el paciente no tiene su propia historia informatizada y no le permiten acceder a las de los distintos servicios de salud a los que acude, al final lo único que puede hacer es acumular papeles y ordenarlos (más o menos)”, explica Garrido.

Sobre un posible conflicto con la legislación actual, Garrido explica que “según la Ley, la historia clínica del paciente es propiedad suya. Debería poder acceder cuando lo desee. Los padres de un niño o bebé son parte fundamental en la obtención de información sobre su salud. Deberían poder introducir información cuando lo consideren oportuno. Incluidos los informes, analíticas o imágenes que les faciliten en cualquier servicio médico. Son los padres los que deberían dar o quitar permisos para acceder a la historia de salud de su hijo”.

TDA/H en adultos: psicológía online contra el desgaste mental

Cada vez se escuchan más las iniciales TDA/H, una dolencia mental arrastrada desde la infancia (cuando en muchos de los casos no es diagnosticado) y que provoca infelicidad y malestar en muchas personas. Un trastorno crónico con un historial de alteraciones sintomáticas que afectan a muchos ámbitos de la vida de un adulto y que gracias a las nuevas terapias psicológicas de algunos especialistas ya se puede tratar vía online.

El TDA/H en adultos se puede tratar con psicología online.

Uno de los mayores expertos en nuestro país para tratar esta dolencia mental es Arturo Argelaguer, especialista en Psicología clínica, social y sanitaria, y Psicopatología jurídica y pericial, que conoce al a perfección los síntomas de los adultos que la sufren: “Las personas que antes o después acaban siendo diagnosticadas de Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA/H), no se caracterizan únicamente por una excesiva actividad motora o por un bajo rendimiento cognitivo, sino que es muy habitual que consulten al psicólogo o psiquiatra por motivos tan diversos como ludopatías, adicciones, depresiones, ansiedad, crisis de pánico, trastornos disociales o conductas obsesivo-compulsivas.”

El Dr. Argelaguer añade también que son personas que “suelen hacer grandes esfuerzos para alcanzar los objetivos profesionales y académicos previstos, aunque con unos resultados inferiores a los esperados en personas con similares capacidades”. Sobre este punto, añade que “en otras ocasiones se ha observado que son capaces de mantener un adecuado nivel académico y/o profesional, si bien su vida parece un caos debido a la cantidad de objetivos que persiguen a la vez”.

Muchos adultos padecen el TDA/H y no se dan cuenta. por eso, Argelaguer nos da algunas razones: “Muchas veces sus síntomas se confunden con los de vivir con estrés: Se incrementan las dificultades para mantener la atención, se distraen fácilmente, les cuesta escuchar o seguir las instrucciones de los demás, intentan aplazar las tareas para después o les cuesta terminar las que empiezan; pueden ser descuidados y desorganizados, con dificultades para manejar/controlar el tiempo, suelen dejar de hacer cosas o retrasarlas excesivamente, tienen poca tolerancia a la frustración, padecen problemas de insomnio o somnolencia diurna, están faltos de motivación…”

Para diagnosticar este trastorno en un adulto es imprescindible que se den dos premisas a la vez:a) que este trastorno ya estuviera presente durante la infancia, y b) que en la actualidad se dé un foco de alteración/deterioro, clínicamente significativo, en más de una área importante de su vida: a nivel social, profesional, académico o personal.

El proceso diagnóstico que realizan es el siguiente: se llevan a cabo una serie de entrevistas clínicas que le permiten obtener una cuidadosa historia clínica y administran varios tests que ayudan a detectar la severidad y frecuencia de la sintomatología actual y determinar su impacto y repercusión que tienen estas en su vida, tanto en lo referente a las relaciones personales como sociales, familiares y profesionales. Finalmente, y no menos importante, realizan una exploración neuropsicológica de carácter global, que permite establecer el perfil cognitivo, atencional y mnemónico de cada persona, al tiempo que delimitan los más que posibles déficits de los pacientes evaluados.