Archivo por meses: octubre 2013

Tratamientos para combatir las varices sin cirugía: la escleroterapia con microespuma

Tras analizar los diferentes tipos de varices y sus síntomas más comunes en otro artículo, el Doctor Fernando Selles, autor de varicesincirugía.com, se ha puesto manos a la obra para hablarnos de algunos de los tratamientos aplicables a ellas y cómo han variado gracias a la aplicación en muchos de los casos de la tecnología a la salud.

Nuevas terapias contra las varices

Actualmente existen numerosos tratamientos para eliminar las varices y varículas, como son la cirugia convencional, la cirugía CHIVA, , la radiofrecuencia, el endolaser, esclerosis con microespuma y crioesclerosis). Todos ellos tienen sus indicaciones y la mayoría de ellos siguen requiriendo de un quirófano. Sin embargo, el tratamiento menos agresivo, menos incapacitante y que presenta más amplias indicaciones es la Escleroterapia con microespuma combinada con Crioesclerosis, en la que el Dr. Selles es especialista.

En muchas ocasiones se utilizan tratamientos de forma combinada (radiofrecuencia y esclerosis con microespuma) para evitar heridas y postoperatorios prolongados. La Escleroterapia con microespuma es el tratamiento de las varices menos invasivo que existe hasta el momento ya que puede realizarse en una consulta médica y de forma totalmente ambulatoria, sin cirugía. La escleroterapia con microespuma combinada con la crioesclerosis permite tratar todo tipo de varices con eficacia y seguridad.

La escleroterapia en sí consiste en introducir en las varices un producto químico conocido (espuma, esclerosante líquido), que irrita la cara interna de la misma y provoca una fibrosis en la variz, que lleva a “colapsar” y “secar” las varices, haciéndolas desaparecer.

La espuma esclerosante el producto de “batir” con un generador de espuma una mezcla de gases fisiológicos de elevada solubilidad en la sangre y una sustancia esclerosante (Polidocanol). El Polidocanol depositado sobre las microburbujas irrita el interior de las venas tratadas y provoca una reacción inflamatoria limitada que conduce a su fibrosis y a su posterior desaparición.

Este tratamiento hace desaparecer las varices mediante la introducción en las varices de un agente esclerosante en forma de espuma. Suele realizarse en sesiones de unos 25 minutos, en las que se puncionan ,con agujas muy finas, las varices inyectando la Espuma Esclerosante. El tratamiento es ambulatorio y no requiere anestesia. Es recomendable posteriormente llevar medias de compresión. Este procedimiento es de mucha utilidad en el tratamiento de las varices recidivadas.

Síntomas y tipología de las varices ¿Por qué salen?

Seguro que alguien de vuestra familia o cercano a vosotros tiene varices o se ha quejado alguna de vez de pesadez, dolor, calambres, picores. Pues bien, dentro de los avances de la medicina, también ha habido algunos que hacen referencia a este campo, así que a continuación vamos a señalar los síntomas y tipología de las varices.

varices
Las varices (venas varicosas) son venas que en lugar de realizar la función habitual de las mismas, que es subir la sangre al corazón, bajan la sangre. El Dr. Fernando Selles, especialista en cirugía vascular explica la razón de que aparezcan estas varices. “Esto sucede porqué habitualmente las venas tienen unas válvulas que hacen de tope de la sangre, evitando que la misma caiga o se deposite en las zonas inferiores. Cuándo dichas válvulas están estropeadas, pues imaginados, la sangre se estanca en los pies, provocando a parte de varices , dolor, hinchazón o edema, calambres, picor en las piernas”, apunta.

Pero, porqué salen las varices? Las varices, en la mayoría de los casos es por herencia . “Siempre digo que son como un diamante, son para siempre. Si os ponéis a investigar, alguien de vuestra familia seguro que tiene varices o se ha tenido una operación de varices. Influye el sobrepeso, el estar mucho tiempo de pie, las exposiciones a fuentes de calor importantes. Son también muy frecuentes las varicosidades en el embarazo”, matiza Selles, sobre las varices, que según apunta son más frecuentes en mujeres que en hombres . De hecho, una de cada cuatro personas puede tener varices en las piernas.

Las varices salen y se desarrollan poco a poco hasta que se empiezan a dilatar y a causar molestias. Una vez empiezan a molestar con cansancio, picor o calambres ya se debe valorar por un especialista en vascular para valorar el origen y las posibles soluciones. Para Selles, hoy en día se podrían quitar las varices “sin cirugía” por lo que ya no hay “excusas” para padecerlas.

Tipos de varices

  1. Las arañas vasculares: Son varices azuladas o verdosas pequeñas y finas pero que van creciendo y forman como un entramado de venitas. La eliminación de varices tipo araña vascular es fácil y sin cirugía ya que se quitan mediante esclerosis con microespuma (pequeñas punciones en las venas.
  2. Varices tronculares o quirúrgicas: Son varices mas grandes y dilatadas que tienen su origen en venas mas profundas. Estas son las que la gente llama profundas. Hasta hace años la única terapia era la cirugía abierta.
  3. Varices complicadas o enematosas: Son lo mismo que la anterior pero con problemas como pigmentaciones de la piel, edema o inflamación, eccemas, úlceras , trombos, flebitis, etc. Estas varices requieren un tratamiento temprano para frenar la evolución y evitar que se compliquen mas de la cuenta

Síntomas 

El cuadro clínico es variado e incluye desde el paciente asintomático, cuya única preocupación es el problema estético que comporta la existencia de varices, al paciente con la sintomatología característica (piernas pesadas, dolor, calambres, sensación de cansancio permanente, etc.). “La sintomatología se va haciendo más intensa cuando comienzan a aparecer complicaciones debido al estancamiento de sangre en la piel, que es cuando se produce una atrofia del tejido cutáneo con reacción eczematosa y pruriginosa“, explica Selles.

 

Psicología online: Diez mandamientos básicos para conseguir ser asertivos

Ser asertivos. El psicólogo clínico Miguel Ángel Rizaldos, que ya ha explicado la importancia que puede tener la falta de asertividad, apunta algunos consejos para lograr el objetivo de las personas que sean poco asertivas en su día a día.

Para él, existen diez “mandamientos básicos” para conseguir comportamientos asertivos que “mejoren nuestra eficacia y bienestar en las interrelaciones sociales”. Son los siguientes:

Tenemos derecho a :

1. Juzgar nuestro propio comportamiento, nuestros pensamientos y nuestras emociones, y a tomar la responsabilidad de su iniciación y de sus consecuencias.

2. No dar razones o excusas para justificar nuestro comportamiento.

3. Juzgar si nos incumbe, la responsabilidad de encontrar soluciones para los problemas de las personas.

4. Cambiar de parecer.

5. Cometer errores y a ser responsables de ellos.

6. Decir no lo sé, sin tener una respuesta a punto para las preguntas que la gente pueda formularnos.

7. Ser independientes de la buena voluntad de los otros para enfrentarnos con ellos. No necesitamos la buena voluntad de otras personas para relacionarnos con ellos de manera eficaz y asertiva.

8. Tomar decisiones ajenas a la lógica. La lógica y el razonamiento suelen basarse en afirmaciones y negaciones rotundas; blanco o negro, todo o nada,… . Y en realidad, nuestros deseos, motivaciones y emociones no suelen presentarse de manera manifiesta en términos de “todo o nada”. A menudo, nuestras emociones acerca de algo o de alguien están muy mezcladas y confusas. Los experimentamos en distintos grados, dependiendo del momento y el lugar.

9. Decir “No lo entiendo”.

10. Decir: “No me importa”. Contra la manipulación basada en la creencia de que debemos aspirar a perfeccionarnos, podemos preguntarnos si estamos realmente satisfechos de nuestra conducta o de nosotros mismos, y juzgar después, por nuestra propia cuenta, si deseamos cambiar o no.

Para Rizaldos, si somos capaces de llevar a cabo estos diez puntos “en la mayoría de nuestras relaciones con las otras personas nos sentiremos bien, seguros y veremos nuestro presente de una manera positiva facilitando una visión optimista de nuestro día a día”. Para conseguirlo apunta a “la voluntad y el esfuerzo” consiguiendo resultados “muy satisfactorios”

Psicología online: Tres pasos para conseguir ser asertivos

El reto de la asertividad.La personas nos comportamos de manera asertiva cuando somos capaces de expresar nuestros sentimientos, necesidades, derechos u opiniones sin amenazar o castigar a los otros, así es, respetando los derechos y sentimientos de las otras personas.

La asertividad es respeto hacia uno mismo, es decir, expresar las necesidades propias y defender los propios derechos, así como respeto hacia los derechos y necesidades de las otras personas. Cuando queremos actuar asertivamente, según Miguel Ángel Rizaldos, psicólogo clínico, tenemos que seguir los siguientes pasos para conseguirlo:

1. EMPATIZAR

Ponernos en lugar del otro para tratar de comprender como se siente, esto facilita que la otra persona sea más receptiva a nuestras peticiones e intereses. A la vez nos facilita que podamos expresarnos con total libertad. También nos ayudará a ver la situación de una manera positiva buscando las soluciones cualidades básicas del optimismo.

2. DESCRIBIR el CONFLICTO

Una manera clara describiendo conducta y no haciendo uso de interpretaciones (para ello nos ayudará el poner ejemplos) y expresar como nos sentimos al respecto.

3. PROPONER un CAMBIO

Para dar ALTERNATIVAS a la situación que nos resulta conflictiva.

Para Rizaldos, “el que consigas comportarte de manera asertiva no garantiza al 100% que solucionemos el conflicto con la otra persona, aunque si aumenta la probabilidad de que sea así. Y garantiza el que nos sintamos bien por haberlo intentado de la manera mas adecuada”, sentencia.