Archivo por meses: noviembre 2013

Nutrición: Las consecuencias de la obesidad infantil

¿Qué consecuencias tiene la obesidad infantil? La obesidad infantil, no solamente es valorable en términos de  problemas de salud física a largo plazo, como diabetes, colesterol, hipertensión, etc. , sino que en última instancia se puede paliar con un tratamiento farmacológico.

NutriciónPara la dietista Josefa Cobos, casi más importante son los problemas psicológicos que  lleva aparejado ser un niño obeso en una sociedad que cada vez más sobrevalora la apariencia física.  “Los niños obesos, tienen grandes dificultades para su integración social y adolecen de  baja autoestima  que le crean barreras, en muchos casos infranqueables y que  determinaran su carácter y su estatus en la sociedad como adultos”, apunta.

Pero, ¿qué se puede hacer por parte de los padres? Para Cobos, esta pregunta es clave. “Los padres lo que pueden hacer para luchar contra la obesidad infantil es iniciar a sus hijos  en la cocina,  desde pequeños, e involucrarlos en algunas tareas, como pedirles ayuda para cocinar o incitarles a que se preparen sus propias meriendas”, explica.  Otra posibilidad, apunta, también es “llevarlos a comprar y explicarles los alimentos que son saludables y los que no”.

Comida basura.Pero Cobos va más allá. A la hora de comer, hay que ir con mucho cuidado con las cantidades. “Sirva siempre porciones para niños para que no coman más de lo que necesitan”. Hay que evitar también consumir comida rápida y comer con prisas, añade, y “si hay que hacerlo, dejar muy claro que ha sido una cosa puntual y esporádica”.  Asimismo,  no hay que “difundir en casa” las propagandas sobre comida basura destinadas a los niños.

Otro consejo de Cobos es evitar comer viendo la televisión para hacer de la comida un agradable acto de comunicación y acercamiento familiar, limitando el tiempo de ver televisión así como usar el ordenador más de 1 hora al día.

Cómo evitar náuseas y vómitos durante el embarazo

Las náuseas y vómitos durante el embarazo son un fenómeno muy común, que afecta a un 40-60 % de las gestantes y ocurren sobre todo durante el primer trimestre, entre las 6-14 semanas de gestación y suele resolverse antes de las 16 semanas, aunque en un 20 % de las gestantes persisten durante el segundo y tercer trimestre.Náuseas y vómitos.Se debe de diferenciar de una patología denominada hiperémesis gravídica, que ocurre cuando las náuseas y vómitos son persistentes e incoercibles, impiden una correcta alimentación de la gestante (intolerancia a sólidos y líquidos) y que producen pérdida de peso, alteraciones del metabolismo y deshidratación.

Para la matrona Patricia Briñón, lo más importante es “tratar de mantener una actitud positiva”. Según recuerda, “sentir náuseas está relacionado con el buen desarrollo de tu embarazo y que, por lo general, desaparecerán después de las primeras 12 o 16 semanas”. Briñón apunta algunos consejos:

Alimentación

  • Lo más indicado es hacer varias comidas al día poco abundantes. Comer despacio y masticar bien para facilitar la digestión.
  • Para las mujeres que sufren náuseas matutinas, es efectivo tomar antes de levantarse de la cama hidratos de carbono, como galletas, tostadas o cereales, y reposar durante 15 minutos después de la ingesta.
  • Consumir abundantes frutas y verduras, proteínas e hidratos de carbono, y evitar los alimentos con alto contenido en grasa, que hacen la digestión más lenta y provocan pesadez.
  • Evitar tomar los alimentos muy calientes: son preferibles las comidas frías o templadas.
  • Incrementar la vitamina B6 en la dieta, consumiendo granos enteros, nueces, semillas y legumbres.

Bebidas

  • Procurar no beber durante las comidas, mejor antes o después de estas.
  • Evitar las bebidas con gas, alcohol o cafeína, y los zumos muy ácidos.
  • Tomar bebidas frías o a temperatura ambiente.
  • Si se vomita, reponer el líquido perdido poco a poco y beber pequeñas cantidades.

Estilo de vida

  • No fumar.
  • Usar ropa holgada.
  • No lavarse los dientes justo después de comer.
  • Mantener una buena postura corporal.
  • No tumbarse totalmente horizontal justo después de comer.
  • Tomar suplementos vitamínicos por la noche, ya que el hierro que estos contienen pueden irritar el estómago.
  • Evitar permanecer en espacios poco ventilados en donde se concentren los olores de comida, perfumes, pintura, gasolina que puedan provocar náuseas.
  • Dormir más de lo normal y tratar de minimizar el estrés.

Consejos prácticos para combatir la depresión

El estado depresivo, peligroso para el ser humanoLa psicóloga Sonia Carod, autora de Tu Psicoweb, ya apuntó en otro artículo algunos síntomas y tipos de la depresión. Sin embargo, Carod también quiere matizar algunos consejos prácticos que pueden ayudar a una persona que está pasando por un proceso depresivo.

  1. No hablar siempre de los temas que han hecho que te sientes mal, es importante que  expreses  como te sientes pero lo justo, saca también temas positivos en tus conversaciones con los demás.
  2. Hacer ejercicio físico.
  3. No te aisles, es importante el apoyo social, relacionarse.
  4. Búscate un hobby, una actividad que te distraiga, te guste y proponte hacerlo.
  5. Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para mantenernos bien, cuando estamos depresivos no nos alimentamos bien.

 Terapia cognitivo-conductual 

Carod es especialista en aplicar la terapia congitivo-conductual para el tratamiento de estados depresivos, y señala los pasos en los que consiste:

  1. Técnicas de resolución de problemas, donde la persona aprende a evaluar de una forma objetiva las situaciones y a tomar decisiones.
  2. Análisis e identificación de pensamientos negativos – emociones- sentimientos.
  3. Motivar a la persona mediante actividades y entrenamiento en mejora de autoestima , ya que contra más elevada está la depresión la autoestima está más baja.

 Si crees que Sonia Carod te puede ayudar, no dudes en consultar con ella desde aquí mismo. ¡Hazlo ahora!

 

Tipología y sintomatología de la depresión ¿Cómo se produce?

“La depresión es un estado de tristeza patológica, acompañada de una marcada disminución del sentimiento de valor personal y de una dolorosa disminución de la actividad mental, psicomotriz y orgánica”

( Robert y Lamontagne,1997 )

Los peligros de la depresión son notables

La depresión es un trastorno que se caracteriza por un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, y pérdida de interés por actividades que antes resultaban placenteras. Para la psicóloga Sonia Carod, “se ha de diferenciar de la reacción normal de tristeza que tenemos ante un acontecimiento negativo, si esta tristeza perdura entonces si puede convertirse en depresión”.

Síntomas de la depresión

La persona puede pasarse la mayor parte del día llorando, estar irritable, de mal humor o preocuparse demasiado por su salud, pierde el sentimiento del propio valor, de la propia autoestima. “Se encuentran preocupados y su pensamiento negativo les absorbe. Llega un momento en que ya no realizan las actividades habituales y se despreocupan de su bienestar”, explica Carod.

Según amplia, en el ámbito del pensamiento, la persona tiene “dificultad para concentrarse”, además de que “todo lo ve negro” (aparecen los pensamientos negativos), sentimientos de inutilidad y culpa y pueden incluso llegar a tener “pensamientos suicidas”. Pueden aparecer trastornos del sueño, insomnio o hipersomnia (sueño la mayor parte del día).

Los hábitos alimenticios también cambian. “Puede haber un aumento o disminución considerable del apetito, con el consiguiente aumento o disminución del peso corporal. Todos estos cambios producen un deterioro significativo en todos los aspectos de la vida de la persona ,en casa, el trabajo, familia, con los amigos”, sentencia.

Tipos de depresión

  1. Depresión mayor: es muy incapacitante, puede ocurrir una vez en la vida o más veces.
  2. Trastorno bipolar: uno o mas episodios maníacos (estado de ánimo exaltado,disminución de horas de sueño, hablar mucho, implicación en actividades placenteras que pueden tener resultados graves, como conducción temeraria) seguidos de episodios de depresión mayor.
  3. Distimia:  persona presenta estado de ánimo deprimido durante un periodo de tiempo muy largo (más de dos años),aunque no lo parezca es muy incapacitante, no es tan severa como la depresión mayor.