Archivo por meses: mayo 2014

Día Mundial sin Tabaco: consejos para dejar de fumar

día mundial sin tabacoCada seis segundos muere una persona debido al consumo de tabaco. Según el informe de la Organización Mundial de la Salud el tabaco mata a la mitad de sus consumidores.  El tabaco es la principal causa de muerte evitable a nivel mundial y mata a 6 millones de personas cada año. Puede causar cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas. Si se mantienen las tendencias actuales, el número de muertes atribuibles al consumo de tabaco aumentará a 8 millones al año en 2030.

En abril de 2013 la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica  (SEPAR) publicó la normativa SEPAR sobre el Tratamiento del Tabaquismo en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Par la Dra. Olga Araújo, especialista en medicina interna, “todos los pacientes EPOC se benefician del abandono del tabaco y ésta debe ser la primera medida terapéutica que se debe emplear al diagnosticar la enfermedad”. Los pacientes EPOC se benefician claramente en dos aspectos del tratamiento: de la terapia  cognitivo-conductual y del tratamiento farmacológico del tabaquismo.

La terapia cognitivo-conductual se suele realizar por el médico que ha sido entrenado adecuadamente en la técnica para conseguir los objetivos que se persiguen. Araújo añade que “el paciente no está solo en su intención de dejar de fumar y un grupo de profesionales le acompaña hasta conseguir su empeño”.

“El tratamiento farmacológico elimina la ansiedad que el abandono del tabaco produce. Básicamente existen tres tipos de intervenciones farmacológicas: la terapia sustitutiva de nicotina, el bupropión y la vareniclina. Aunque la distribución de estos fármacos es libre, sea cual sea la terapia que se elija para cada caso, ésta debe estar supervisada por un médico”, añade.

Consejos dejar fumar. Araújo recomienda, en caso de que se  esté pensando en dejar de fumar, hacerlo de una forma inminente, para lo que ofrece algunos consejos:

  1. Márquese una fecha en el calendario.
  2. Comuníqueselo a sus amigos y familiares. Cuantos más lo sepan más acompañado estará en su propósito.
  3. Dejar de fumar es tan fácil como apagar el último cigarrillo.
  4. Pida ayuda a su médico. Le realizará unos tests para determinar el grado de dependencia a la nicotina y le recomendará el mejor tratamiento para usted.
  5. No ceje en su empeño. Cada día que pasa está cada vez más cerca de conseguirlo.
  6. No vuelva a encender un cigarrillo nunca más. El fumador es fumador toda su vida, no se engañe. Una simple calada le volverá a hacer caer en las garras del tabaco.
  7. Cambie de hábitos.  Después de comer no se siente en el sofá. Puede recoger la cocina y sacar la basura. Ya volverá a tomar ese café cuando hayan pasados unas semanas.
  8. Haga ejercicio físico. Le ayudará a sentirse mejor y a ver los efectos positivos del abandono del tabaco.

Hoy, 31 de mayo, Día Mundial Sin Tabaco, es una buena ocasión para dejar de fumar siguiendo estos consejos. 

 

El papel del ejercicio físico en los pacientes con EPOC

PACIENTE CON EPOCLa EPOC es una enfermedad inflamatoria que provoca la obstrucción de las vías respiratorias. Hacer ejercicio contribuye a mantener la forma física y permite hacer frente a los síntomas (especialmente la disnea) de una manera más útil.

Según la Dra. Olga Araújo, especialista en medicina interna, “el ejercicio mejora la utilización del oxígeno, fortalece la musculatura, disminuye la fatiga y ayuda a controlar la disnea”, explica. Por ello, propone practicar alguna actividad física que le guste en la medida de sus posibilidades, le ayudará a sentirse mejor y mejorará su calidad de vida.  La Dra. Araújo ofrece en esta vía importantes factores a recordar:

  • Cambiar los ejercicios para no crear rutinas aburridas.
  • Practicar con amigos para hacer la actividad más amena.
  • Seguir su propio ritmo. No se debe intentar realizar esfuerzos excesivos.
  • Elegir una alimentación saludable.

La Dra. Araújo aconseja también “darse una recompensa” al alcanzar los retos marcados.  Y por supuesto ante cualquier molestia consultar a un médico, a la vez que propone: 

      1. Empezar por una actividad sencilla y tan fácil de llevar a cabo como pasear o subir escaleras.
      2. Los ejercicios para fortalecer la parte inferior del cuerpo pueden ser bicicleta fija, subir escaleras, caminar, etc. Estos ejercicios fortalecen las piernas y aumentan el tono muscular y la flexibilidad. Ayudan a moverse mejor.
      3. Como ejercicios para fortalecer la parte superior del cuerpo podría hacer ejercicios ligeros con pesas para mejorar la fuerza de los músculos respiratorios, los músculos del brazo y los hombros.

Finalmente, la Dra. Araújo ofrece también algunos ejercicios a realizar que benefician al paciente:

  1. Póngase delante del primer peldaño y tome aire por la nariz.
  2. Suba los peldaños que pueda (1, 2 ó 3) soplando.
  3. Pare y tome aire de nuevo por la nariz.
  4. Siga subiendo y sople (1, 2 ó 3).

Medidas para combatir la bronquiolitis aguda en el niño

bronquiolitisLa bronquiolitis aguda es una enfermedad producida por una infección vírica, que afecta a niños menores de dos años, y se manifiesta con dificultad para respirar y, a veces, ruidos de “pitos” en el pecho.

Se denomina así al primer episodio de dificultad respiratoria en un niño menor de dos años.Generalmente se inicia con tos y mucosidad nasal. Después de 3-4 días aparece la dificultad respiratoria progresiva. El niño puede estar irritable, comer menos y presentar fiebre.

El Dr. Sergio Fernández, pediatra y puericultor, apunta una serie de medidas que pueden contribuir a que respire mejor:

  • Mantener al niño algo incorporado (alrededor de 30º) cuando esté acostado. Es conveniente elevar todo el cabecero de la cuna o cama, ya que si sólo se eleva la almohada, puede flexionar excesivamente el cuello, empeorando la dificultad.
  • Lavados nasales con suero fisiológico si presentan obstrucción nasal importante, preferiblemente antes de comer.
  • Fraccionar las comidas, más pequeñas y frecuentes, y no forzarlo a comer.
  • Evitar ambientes con humo y/o masificados.

Sin embargo, el Dr. Fernández, ofrece algunas claves a los padres y madres de los niños. ¿Cuándo se debería consultar con su pediatra? Si comienza con dificultad respiratoria, explica el Dr. Fernández, es conveniente que sea valorado, por si es preciso administrar algún tratamiento o control. También lo es si es menor de tres meses, ya que muchos de ellos precisan observación en el hospital por tener un mayor riesgo de complicaciones. En otros casos, como si presenta mal estado general, lo encuentran irritable o bien adormilado; si se cansa mucho al comer o casi no come; si se pone morado o pálido; si respira peor, cada vez más deprisa o se le marcan las costillas; si mueve mucho el abdomen, se le hunde el pecho o deja de respirar durante segundos, también debes consultar a un pediatra.

Medicación

En la actualidad, no hay ningún medicamento que cure la bronquiolitis. “Es el propio organismo el que controla la infección, pudiendo persistir los síntomas hasta 2-4 semanas. Algunos niños, tras haber padecido una bronquiolitis, pueden presentar episodios sucesivos de dificultad respiratoria con tos, de características similares, en los primeros años de vida”, explica el Dr. Fernández. En estos casos, prosigue, la tendencia es a la curación espontánea con el paso del tiempo.

Si quieres estar en contacto con el pediatra Sergio Fernández y que te realice una supervisión semanal de la salud de tu bebé, poderle consultar online si tienes dudas sobre la bronquiolitis u otra enfermedad puedes adquirir Qbaby  desde aquí  y obtener todo eso y más. 

Consejos para personas con diagnóstico de EPOC

La EPOC es una enfermedad inflamatoria crónica que provoca la obstrucción de las vías respiratorias y sensación de ahogo al respirar. El diagnóstico de EPOC comporta la necesidad de una serie de cambios en la vida del paciente, con un impacto directo sobre el propio paciente y sobre los familiares que le rodean. Supone limitaciones en la vida cotidiana, como hacer ejercicio físico, coger pesos, subir muchas escaleras…

EPOC, enfermedad pulmonar.

La enfermedad puede resultar incompatible con algunos trabajos que requieren esfuerzo físico para ser realizados. La Dra. Olga Araújo, especialista en medicina interna, apunta algo más: “La vida social puede verse afectada por la enfermedad”. Para Araújo, es muy importante seguir los consejos de su médico en el momento del diagnóstico, por lo que ofrece algunos que pueden resultar útiles:

  1. Deje de fumar.
  2. Tome cada medicamento tal y como el médico le indique tomarlo. Vaya al médico al menos dos veces al año para chequeos. Debería conseguir una vacuna contra la gripe al año y otra contra el neumococo.
  3. Vaya al hospital o consulte con su médico de inmediato si su respiración se vuelve dificultosa.
  4. Mantenga limpio el aire en el hogar. Manténgase alejado de las cosas como el humo que le dificultan la respiración.
  5. Mantenga su cuerpo fuerte. Debe caminar, hacer ejercicio y comer alimentos saludables regularmente.
  6. Si su EPOC es grave, debe sacarle el máximo rendimiento a su respiración. Debería hacer su vida lo más fácil posible en casa.

Pero tal y como explica en este video Jesús Gutiérrez, paciente con EPOC, “¿Se puede ser feliz con EPOC? Sí, sí, feliz al 110%”.

¿Quién contrae la EPOC?

EpocLa EPOC es una enfermedad inflamatoria crónica que provoca la obstrucción de las vías respiratorias y sensación de ahogo al respirar. Cualquier adulto expuesto al humo del tabaco, en cualquiera de sus formas, es susceptible de padecer EPOC. De hecho, la mayoría de los pacientes que son diagnosticados de EPOC son fumadores activos.

Sin embargo, la Doctora Olga Araújo, especialista en medicina interna, realiza algunas apreciaciones. “Esta enfermedad también puede afectar a personas que han estado en contacto con humos o grandes cantidades de polvo de otro origen”, apunta.  Araújo también cita algunas de las claves para saber quién y cómo se contrae la EPOC.

  1. La EPOC no es una enfermedad contagiosa, no se transmite de persona a persona.
  2. Los adultos pueden contraerla, pero no es una enfermedad infantil.
  3. La mayoría de las personas con EPOC son fumadores o fueron fumadores en el pasado. Cualquier forma del hábito de fumar puede causar EPOC.
  4. Algunas personas con EPOC han vivido en hogares llenos de humo de las estufas para cocinar o humos de los calentadores utilizados para calentar la casa.
  5. Algunas personas con EPOC trabajaron durante muchos años en lugares con mucho polvo o humo.

La importancia de luchar contra la EPOC es evidente y necesaria, ya que actualmente es la cuarta causa de muerte en el mundo.