Archivo por meses: mayo 2014

EPOC, definición y diagnóstico de la cuarta causa de muerte en el mundo

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, conocida bajo las siglas EPOC, es la cuarta causa principal de muerte en el mundo y representa un importante reto de salud pública ya que es una patología tanto prevenible como tratable. La EPOC es una de las principales causas de morbilidad y de mortalidad en todo el mundo; muchas personas sufren esta enfermedad durante años y mueren de forma prematura como consecuencia de ella o de sus complicaciones. A nivel mundial, la carga de la EPOC se prevé que aumente en las próximas décadas debido a la continua exposición a los factores de riesgo de la EPOC y al envejecimiento de la población.

EPOC

La Dra. Olga Araújo, especialista en medicina interna, explica que la EPOC es una enfermedad de adultos, no de niños. “Una persona puede tener EPOC si tiene dificultad en respirar o tos persistente. Los médicos pueden ayudar a mejorar la sintomatología relacionada con la enfermedad y a enlentecer el progresivo deterioro de los pulmones, pero como su propio nombre indica, es una enfermedad crónica”, señala. Al seguir las recomendaciones del médico, el paciente se sentirá con menos falta de aire, va a toser menos, se va a sentir más fuerte, va a moverse mejor y se encontrará en un mejor estado de ánimo.

Diagnóstico

Una persona debe consultar a un médico si tiene problemas para respirar o si su tos dura más de un mes. El médico examinará al paciente.  Le preguntará sobre su respiración y su salud. Le preguntará sobre su casa y los lugares en los que ha trabajado.

Para el diagnóstico de EPOC se requiere de una prueba sencilla de respiración llamada espirometría. “Esta prueba es muy fácil y su realización no es dolorosa. Se le pedirá al paciente que respire con fuerza en un tubo de goma conectado a una máquina llamada espirómetro. Con ello se obtiene una estimación real de los volúmenes pulmonares”, explica Araújo. Y en función del resultado se puede diagnosticar EPOC y valorar la gravedad de la misma.

Como pruebas adicionales se suele recomendar la realización de un análisis de sangre que incluya un hemograma y una bioquímica sanguínea con función renal e ionograma. En casos de EPOC en menores de 40 años se suele solicitar la determinación de una sustancia en sangre, la alfa-1-antitripsina, cuyo déficit produce EPOC. En función del estadío evolutivo de la EPOC y de los síntomas que presente el paciente se podría determinar un estudio del funcionalismo cardíaco con un ecocardiograma. Pero como pruebas adicionales básicas en el momento del diagnóstico es necesario realizar también una radiografía de tórax y un electrocardiograma.

Alimentos que previenen el cáncer

Aunque parezca que no tiene mucha relación, la ciencia, esa misma que procura los remedios para vivir más años, cada vez avanza mas sobre lo importante de la prevención y la mejor forma de prevenir enfermedades y tener, no sólo una larga vida,  sino una buena calidad de vida es a través de la alimentación y el ejercicio al aire libre. 

La dietista Josefa Cobos, artífice de Diesalud, explica que “los alimentos nos proporcionan todos los nutrientes necesarios para que esa máquina perfecta, que es nuestro cuerpo funcione a las mil maravillas”.

Alimentos y frutas anti cáncer.

¿Cuáles son los mejores alimentos para prevenir el cáncer?

Aceite de oliva: tiene efecto antitumoral y anti-hipertensor

Alcachofas, contiene inulina, bastante eficaz en la prevención del cáncer de mama y cólon.

Algas: son depurativas, ricas en minerales y vitaminas y contienen fibra.

Chocolate negro: su contenido en flavonoies y antioxidantes, nos protege del daño celular.

Salmón:  el omega 3 que contiene beneficia nuestro corazón y arterias y también para mejorar el estado de las personas con cáncer.

Uva : la piel y las pepitas contienen el resveratol, que bloquean los agentes cancerígenos y el crecimiento de tumores

Remolacha roja: es un potente regenerador celular.

Soja: sus isoflavonas, protegen frente al cáncer de mama.

Té: sus poli fenoles, anulan los efectos de las nitrosaminas y tiene poderes antioxidantes.

Huevos: hay estudios que afirman que tienes protectores por su alto contenido en aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales.

Legumbres : ricas en fibra e inhibidores de proteasas que previene de tumores de mama y colon principalmente.

Tomate: un caroteno que contiene, protege contra el cáncer de próstata.

Yogur: las bacterias que contiene (acidofilus, lactobacilos) regeneran la flora intestinal y evitan la aparición de productos tóxicos en la digestión.

Agua:  aunque no es un alimento en sí, es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro metabolismo, ya que es un regulador y además nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro cuerpo.

Evidentemente, estos son sólo algunos de ellos, ya que la lista es mucho más extensa. Cobos tiene un aporte más sobre los alimentos que previenen el cáncer.  “Debéis incorporar en vuestra dieta aquellos alientos que contienen antioxidantes evitan el deterioro prematuro de lás células y los alimentos ricos en fibra tienen efecto protector ya que ejercen un mecanismo de secuestro de metabolitos potencialmente cancerígenos”, y nadie mejor que una dietista para deciros cuáles son los que más se adecuan a vuestra dieta.