Archivo del Autor: Patricia Briñón

Patricia Briñón

Acerca de Patricia Briñón

Patricia Briñon es matrona especialista en realizar seguimientos online durante el embarazo.

Cómo evitar náuseas y vómitos durante el embarazo

Las náuseas y vómitos durante el embarazo son un fenómeno muy común, que afecta a un 40-60 % de las gestantes y ocurren sobre todo durante el primer trimestre, entre las 6-14 semanas de gestación y suele resolverse antes de las 16 semanas, aunque en un 20 % de las gestantes persisten durante el segundo y tercer trimestre.Náuseas y vómitos.Se debe de diferenciar de una patología denominada hiperémesis gravídica, que ocurre cuando las náuseas y vómitos son persistentes e incoercibles, impiden una correcta alimentación de la gestante (intolerancia a sólidos y líquidos) y que producen pérdida de peso, alteraciones del metabolismo y deshidratación.

Para la matrona Patricia Briñón, lo más importante es “tratar de mantener una actitud positiva”. Según recuerda, “sentir náuseas está relacionado con el buen desarrollo de tu embarazo y que, por lo general, desaparecerán después de las primeras 12 o 16 semanas”. Briñón apunta algunos consejos:

Alimentación

  • Lo más indicado es hacer varias comidas al día poco abundantes. Comer despacio y masticar bien para facilitar la digestión.
  • Para las mujeres que sufren náuseas matutinas, es efectivo tomar antes de levantarse de la cama hidratos de carbono, como galletas, tostadas o cereales, y reposar durante 15 minutos después de la ingesta.
  • Consumir abundantes frutas y verduras, proteínas e hidratos de carbono, y evitar los alimentos con alto contenido en grasa, que hacen la digestión más lenta y provocan pesadez.
  • Evitar tomar los alimentos muy calientes: son preferibles las comidas frías o templadas.
  • Incrementar la vitamina B6 en la dieta, consumiendo granos enteros, nueces, semillas y legumbres.

Bebidas

  • Procurar no beber durante las comidas, mejor antes o después de estas.
  • Evitar las bebidas con gas, alcohol o cafeína, y los zumos muy ácidos.
  • Tomar bebidas frías o a temperatura ambiente.
  • Si se vomita, reponer el líquido perdido poco a poco y beber pequeñas cantidades.

Estilo de vida

  • No fumar.
  • Usar ropa holgada.
  • No lavarse los dientes justo después de comer.
  • Mantener una buena postura corporal.
  • No tumbarse totalmente horizontal justo después de comer.
  • Tomar suplementos vitamínicos por la noche, ya que el hierro que estos contienen pueden irritar el estómago.
  • Evitar permanecer en espacios poco ventilados en donde se concentren los olores de comida, perfumes, pintura, gasolina que puedan provocar náuseas.
  • Dormir más de lo normal y tratar de minimizar el estrés.

Acciones educativas y promotoras de la salud durante el embarazo

Embarazo1Potenciar un género de vida saludable siempre es altamente recomendable, pero mucho más, cuando una persona se va a quedar o se ha quedado ya embarazada. En estos momentos, el cuerpo necesita toda la atención para poder hacer frente a este nuevo proceso con todas las garantías.

Además de algunos consejos básicos para embarazadas y para las mujeres que se quieren quedar embarazadas, la matrona Patricia Briñón, apunta algunas acciones educativas y promotoras de la salud durante el embarazo son las siguientes.

  • Aconsejar los cambios de comportamiento que sean necesarios para evitar las infecciones que puedan afectar al feto.
  • Recomendar una nutrición equilibrada y administrar un suplemento diario con ácido fólico (0,4-1mg) desde al menos un mes antes de la concepción, debiendo mantenerse una vez conseguida ésta pero asociado a suplementos de yodo y polivitamínicos. En mujeres con factores de riesgo como enfermedades crónicas, malos hábitos de alimentación, malas conductas adictivas…, se recomienda aumentar la ingesta de alimentos ricos en folatos y la suplementación diaria con un preparado multivitamínico con acido fólico (5 mg) desde al menos tres meses antes de la concepción. Se debe hacer hincapié en la consulta preconcepcional sobre el consumo de sal yodada y de alimentos ricos en yodo.
  • Consumo moderado de cafeína.
  • Consejo antitabaco y evitar el consumo de alcohol y drogas.
  • Consultar a matrona o médico uso de fármacos.
  • Aconsejar la realización rutinaria de ejercicio suave o moderado evitando.
  • Promover una vida sexual saludable.

Consejos y recomendaciones básicas previas al embarazo

¿Cuándo es buen momento para ser padres? ¿Es mejor decidir el momento? ¿Simplemente dejar que suceda? Quedarse embarazada sigue siendo una decisión muy importante en la vida de las personas, por lo que hay que tener en cuenta algunos consejos y recomendaciones previas a la hora de quedarse embarazada.

El embarazo.“La decisión de ser padres en el 50 % es planificada, pero si estás pensando en ello, deberías conocer la importancia  conductas saludables para gozar de un buen embarazo”, explica la matrona Patricia Briñón. La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología ha elaborado un protocolo de consulta preconcepcional a realizar por ginecólogos y matronas para identificar que condiciones pueden ser mejoradas para tener un mejor resultado en el nacimiento del bebé, y se ha demostrado que su uso disminuye la morbi-mortalidad infantil.

La consulta preconcepcional tiene como finalidad conocer aquellos factores que pueden dificultar (o facilitar) la concepción y el posterior desarrollo del embarazo y la maternidad para poder incidir sobre ellos precozmente. Para Briñón, en cada caso, se debe “personalizar según las características de la mujer y su pareja, según sus antecedentes y su historia reproductiva”, apunta.

Anamnesis y exploración

Para esta matrona es totalmente necesario realizar una evaluación del riesgo a todas las mujeres que acuden a una consulta preconcepcional. “Hay que realizar una adecuada exploración general y ginecológica”, asevera.

Antecedentes médicos

Antes del embarazo se debe valorar el estado de la enfermedad y la repercusión que puede tener un embarazo. “Entre las enfermedades crónicas que con más frecuencia afectan a mujeres en edad fértil están la diabetes, asma, enfermedad inflamatoria intestinal, epilepsia, enfermedad cardiovascular, patología autoinmune, enfermedades tiroideas y patologías psiquiátricas”, concluye.

Antecedentes reproductivos

Se debe interrogar sobre abortos previos, embarazos anteriores y problemas derivados, tipo de partos y complicaciones.

Enfermedades infecciosas

Es importante conocer la exposición de la mujer a algunas enfermedades infecciosas cómo Rubeola, Toxoplasma, Hepatitis B y C, VIH y enfermedades de transmisión sexual; así cómo su estado de vacunación.

Factores psicosociales

Hay que tener en cuenta el estilo de vida de la futura gestante con relación a hábitos nutricionales, cafeína, abuso de alcohol, tabaquismo, uso de drogas ilegales, exposición a tóxicos, riesgo laboral y entorno familiar.

Si estás pensando en quedarte embarazada o tienes alguna duda sobre el mismo, puedes consultar online a un profesional para que te asesore desde este paso previo.

La listerosis durante el embarazo de la mujer: Recomendaciones para evitarla

Mucho se conoce la toxoplasmosis, sus riesgos y modos de prevenirla, pero menos comentada a la embarazada es la listeriosis. La listeriosis es una enfermedad producida por una bacteria nociva Listeria monocytogenesque puede encontrarse en la tierra y en alimentos refrigerados listos para consumir (carne de res, carne de pollo, pescados y mariscos, y productos lácteos, como la leche y productos lácteos sin pasteurizar, o alimentos preparados con dicha leche).

Para Patricia Briñón, matrona profesional que ofrece servicios online, la listeriosis “es una enfermedad poco común en la población general; sin embargo, tiene importancia en las gestantes y recién nacidos, por lo que se debería advertir a la gestantes de su existencia y posibles vías de transmisión”. En España, la incidencia en gestantes ha ido aumentando y es mayor que la observada en la población general; se estima en 12-17/100.000 habitantes.

Para Briñón, la listeriosis asociada a gestación se puede manifestar en cualquier etapa, aunque es más frecuente en el tercer trimestre. “Dos tercios de las embarazadas afectadas de listeriosis manifiestan un cuadro parecido a un proceso gripal, en otras no produce síntomas”. Una vez adquirida se puede transmitir la infección dentro del útero al bebé y desarrollar importantes problemas de salud, que van desde abortos a secuelas neurológicas, cardíacas o renales en el recién nacido. Por esta razón, la “prevención” de la listeriosis es muy importante.

Algunas medidas de prevención que se pueden tomar son tan básicas como regular el frigorífico, que debe indicar una temperatura de 4° C o inferior, y el congelador debe estar a -18° C. En torno a la alimentación:

 
No comer:
 
 
Salchichas, embutidos, fiambres y otras comidas preparadas, a menos que estén recalentados y que desprendan calor, quesos blandos, como Feta, Brie y Camembert, quesos con venas azules, queso blanco, queso fresco, a menos que estén procesados con leche pasteurizada. Asegúrese de que la etiqueta diga: “hecho con leche pasteurizada”. Patés o pastas de carne para untar refrigerados. Carnes, pescados y marisco a medio cocer. Mariscos ahumados refrigerados directamente del envase. Leche cruda (sin pasteurizar) o alimentos que contengan dicho tipo de leche. Frutas y verduras sin lavar.
 
Si comer:
 
 
 
Patés o pastas de carne para untar enlatados o con estabilidad en almacenamiento (pueden almacenarse en estantes sin refrigeración). Mariscos ahumados enlatado o con estabilidad en almacenamiento.  Es seguro comer pescados y mariscos ahumados si se cocinan en su bandeja, como una cazuela. Leche pasteurizada o alimentos que contengan leche pasteurizada. Quesos duros, quesos semi-blandos; quesos pasteurizados. Carnes, pescados y mariscos cocinados completamente. Restos de comida: es importante recalentarlos hasta que desprendan vapor. Lavar todas las frutas y verduras con agua.

10 consejos para embarazadas: Cómo llevar un control de tu embarazo

embarazoDesde el momento en que se conoce el embarazo, lo que se va a vivir es una de las etapas más bonitas de la vida de la mujer. Pero también tendrá que enfrentarse a nuevos miedos, a cambios en el cuerpo, a nuevas sensaciones y a un cambio de rol tanto para la mujer como para su pareja. A continuación Patricia Briñón, matrona, ofrece diez consejos para realizar un buen control de tu embarazo:

CONSEJO 1. Acude o contacta con tu matrona a partir de la primera semana de falta y siempre antes de los tres primeros meses. Es muy importante que te guíes por lo consejos de especialistas, el tocólogo o ginecólogo y la matrona.

CONSEJO 2. Si no has planificado el embarazo, en cuanto el test sea positivo comienza a tomar suplemento de ácido fólico. Si tienes que tomar algún medicamento consulta antes con un especialista.<

CONSEJO 3. Abandona los hábitos tóxicos. El tabaco, alcohol y drogas son perjudiciales para tu bebé. Si eres fumadora es buen momento para dejarlo, si eso te supone mucha ansiedad intenta disminuir al máximo el número de cigarrillos diarios.

CONSEJO 4. Evita tener contacto con personas con enfermedades contagiosas, esto incluye los niños, sobre todo si no has pasado las enfermedades propias de la infancia, o no tienes la cartilla de vacunación actualizada.

CONSEJO 5. Infórmate de los cuidados generales de preparación de alimentos y de prevención de toxoplasmosis y listeria.

CONSEJO 6. Acude al dentista para que revise tus encías, estarán más sensibles y con más tendencia al sangrado debido a la acción hormonal. Existe un riesgo para tu bebé si no recibes tratamiento por alguna infección bucodental.

CONSEJO 7. Lleva una alimentación equilibrada, realiza cinco o seis comidas al día, come en pequeñas cantidades. Bebe casi dos litros diarios de agua. Hasta el parto el incremento de peso debe ser de 9 a 12 Kg, y recuerda que el tercer trimestre es en el que más fácil se gana peso.

CONSEJO 8. Hidrata tu piel en abundancia sobre todo en el abdomen para prevenir la aparición de estrías, presta atención también a las mamas, caderas y glúteos.

CONSEJO 9. Realiza ejercicio de forma habitual, no sólo caminar, puedes realizar actividades acuáticas; actividades dirigidas cómo gimnasia, pilates, danza, etc; bicicleta estática o correr (éste último si anteriormente lo practicabas).

CONSEJO 10. Disfruta todo lo que puedas de tu embarazo, ya que es un momento irrepetible y aunque tengas otros embarazos las vivencias no serán las mismas.

En general, la matrona Patricia Briñón te recomienda que procures “no hacer caso de los consejos de las personas que no están informadas o gente que te cuente sus experiencias, esto sólo puede ponerte más nerviosa, cualquier duda consulta con tu matrona”.