Archivo del Autor: Sonia Carod

Sonia Carod

Acerca de Sonia Carod

Sonia Carod es psicóloga y autora de la iniciativa para pacientes TuPsicoWeb.

Consejos prácticos para combatir la depresión

El estado depresivo, peligroso para el ser humanoLa psicóloga Sonia Carod, autora de Tu Psicoweb, ya apuntó en otro artículo algunos síntomas y tipos de la depresión. Sin embargo, Carod también quiere matizar algunos consejos prácticos que pueden ayudar a una persona que está pasando por un proceso depresivo.

  1. No hablar siempre de los temas que han hecho que te sientes mal, es importante que  expreses  como te sientes pero lo justo, saca también temas positivos en tus conversaciones con los demás.
  2. Hacer ejercicio físico.
  3. No te aisles, es importante el apoyo social, relacionarse.
  4. Búscate un hobby, una actividad que te distraiga, te guste y proponte hacerlo.
  5. Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para mantenernos bien, cuando estamos depresivos no nos alimentamos bien.

 Terapia cognitivo-conductual 

Carod es especialista en aplicar la terapia congitivo-conductual para el tratamiento de estados depresivos, y señala los pasos en los que consiste:

  1. Técnicas de resolución de problemas, donde la persona aprende a evaluar de una forma objetiva las situaciones y a tomar decisiones.
  2. Análisis e identificación de pensamientos negativos – emociones- sentimientos.
  3. Motivar a la persona mediante actividades y entrenamiento en mejora de autoestima , ya que contra más elevada está la depresión la autoestima está más baja.

 Si crees que Sonia Carod te puede ayudar, no dudes en consultar con ella desde aquí mismo. ¡Hazlo ahora!

 

Tipología y sintomatología de la depresión ¿Cómo se produce?

“La depresión es un estado de tristeza patológica, acompañada de una marcada disminución del sentimiento de valor personal y de una dolorosa disminución de la actividad mental, psicomotriz y orgánica”

( Robert y Lamontagne,1997 )

Los peligros de la depresión son notables

La depresión es un trastorno que se caracteriza por un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, y pérdida de interés por actividades que antes resultaban placenteras. Para la psicóloga Sonia Carod, “se ha de diferenciar de la reacción normal de tristeza que tenemos ante un acontecimiento negativo, si esta tristeza perdura entonces si puede convertirse en depresión”.

Síntomas de la depresión

La persona puede pasarse la mayor parte del día llorando, estar irritable, de mal humor o preocuparse demasiado por su salud, pierde el sentimiento del propio valor, de la propia autoestima. “Se encuentran preocupados y su pensamiento negativo les absorbe. Llega un momento en que ya no realizan las actividades habituales y se despreocupan de su bienestar”, explica Carod.

Según amplia, en el ámbito del pensamiento, la persona tiene “dificultad para concentrarse”, además de que “todo lo ve negro” (aparecen los pensamientos negativos), sentimientos de inutilidad y culpa y pueden incluso llegar a tener “pensamientos suicidas”. Pueden aparecer trastornos del sueño, insomnio o hipersomnia (sueño la mayor parte del día).

Los hábitos alimenticios también cambian. “Puede haber un aumento o disminución considerable del apetito, con el consiguiente aumento o disminución del peso corporal. Todos estos cambios producen un deterioro significativo en todos los aspectos de la vida de la persona ,en casa, el trabajo, familia, con los amigos”, sentencia.

Tipos de depresión

  1. Depresión mayor: es muy incapacitante, puede ocurrir una vez en la vida o más veces.
  2. Trastorno bipolar: uno o mas episodios maníacos (estado de ánimo exaltado,disminución de horas de sueño, hablar mucho, implicación en actividades placenteras que pueden tener resultados graves, como conducción temeraria) seguidos de episodios de depresión mayor.
  3. Distimia:  persona presenta estado de ánimo deprimido durante un periodo de tiempo muy largo (más de dos años),aunque no lo parezca es muy incapacitante, no es tan severa como la depresión mayor.

Psicología online: Causas y tipos más comunes del Trastorno obsesivo-compulsivo

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad (como la agorafobia y la fobia social) caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones dirigidas a reducir la ansiedad asociada. 

 

Para la psicóloga especialista Sonia Carod el trastorno obsesivo-compulsivo consiste en “la presencia de obsesiones que producen ansiedad”, que justamente provoca que “para aliviar la ansiedad producida por las obsesiones la persona tiene la necesidad de hacer una serie de acciones y comportamientos que se llaman compulsiones”.
El TOC se puede tratar con medicación y terapia.

Las causas del Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) pueden ser diferentes:
1. Como consceuencia de situaciones estresantes o estados depresivos.
2. Como consecuencia de una infancia marcada por un exceso de perfección y responsabilidad.
3. Herencia: tiene una pequeña base genética
4. Por un funcionamiento anormal en determinadas áreas del cerebro.
Sin embargo, Carod apunta que no solo hay un tipo de este trastorno, sino que hay muchos tipos más a tener en cuenta:
 
  • Lavado o limpieza: Lavado excesivo ( de manos, de cuerpo, de alguna parte del cuerpo), de ropa, de la limpieza de la casa.
  • Mentales: Obsesionados por hacer una tarea mental. P.ej: sumar, repetir un pensamiento…
  • De verificación: Verificar que no ha pasado nada malo, o que no han hecho daño a nadie. P.ej: verificar que la puerta de casa está cerrada
  • Acumuladores: Acumular cosas.
  • Religiosos: Si no han hecho determinada acción Dios les castigará.
  • Sexuales: Preguntan obscenidades, hacen gestos obscenos.
  • De agresión: Insultan a otras personas, se obsesionan con hacer daño físico a alguien.
 

Para Sonia Carod, existen otros trastornos asociados al TOC, como son el trastorno de pánico, trastornos depresivos, abuso de alcohol y juego patológico, trastornos de alimentación, hipocondría, cleptomanía, exhibicionismo. Suelen ser trastornos crónicos, apunta, pero “con el tratamiento adecuado la persona puede llevar una vida normal”, señala.

Para la Dr. Sonia Carod, la mejor forma de combatirlo es combinar un tratamiento farmacológico junto con el tratamiento psicológico. “Dentro del tratamiento psicológico aplicamos la terapia cognitivo-conductual ya que a nivel cognitivo trabajamos las obsesiones y a nivel conductual las compulsiones (acciones para aliviar la ansiedad producida por las obsesiones)”, finaliza.

Tratamientos de psicología online: La fobia social que desencadena el trastorno de ansiedad

La fobia social puede ser tratada en una consulta online.
La fobia social forma parte de los trastornos de ansiedad, es un miedo extremo e irracional ante las situaciones sociales. Este tipo de dolencia psicológica puede puede evolucionar de dos maneras.
 
La primera de ellas es que la persona tenga un miedo irracional a unos contextos sociales concretos, pero no a todos. Un ejemplo de ello es comer en público, hablar con personas de autoridad, hablar con desconocidos, ir a reuniones sociales….., es lo que se llama fobia social específica a alguna de estas situaciones, y que muchas veces, aunque no seamos conscientes de ello, muchas personas las sufren y tienen que modificar su conducta social por ellas.
 
La segunda evolución de la fobia social es aún más grave. Se basa en que este miedo irracional se manifieste en casi todas las situaciones que implican interacción social, es lo que se llama fobia social generalizada, algo que puede ocasionar muchos problemas.
 
Según comenta la psicóloga Sonia Carod, artífice de Tu Psico Web,la fobia social puede dar lugar a la aparición de  problemas de bebida y/o drogas para deshinibirse y poder hacer fente a las situaciones”.
 
Además, Carod señala que hay otros peligros que pueden acechar si se sufre fobia social. “También puede aparecer depresión, debido a las limitaciones sociales que el problema le genera. Y puede ser tanta la ansiedad que puede aparecer agorafobia, ese miedo a los lugares abiertos, a las mulitudes, a sitios donde la persona no se siente segura”, concluye Sonia.
 
Si crees que la psicóloga Sonia Carod te puede ayudar, ya puedes contactar con ella a través de su consulta online, para comenzar a mejorar.

Cómo trabajar el autoestima para no caer en la ansiedad o depresión de las ‘personas tóxicas’

Las personas tóxicas intentan hacer mella en nuestra forma de ser.

A veces no nos damos cuenta de forma consciente, pero después de estar con determinada persona nos sentimos faltos de energía, deprimidos, como si hubieran absorbido nuestra energía. ¿Os suena esta situación? Es lo que se llama “vampirismo emocional”, ejercido por personas que se nutren de emociones y necesidades ajenas. Este tipo de personas son a las que se llaman “personas tóxicas”.

“Las personas tóxicas tratan de desvalorizarte, exagerar tus errores o inventárselos donde no los hay para así ellos se nutren de poder, de energía”, explica la psicóloga Sonia Carod, autora de TuPsicoWeb.

Para Sonia, las personas tóxicas se pueden englobar en varios tipos: Narcisista, histriónicas, pesimistas, negativas, falsas, chismosos y envidiosos. El modus operandi de esta tipo de personas que destrozan autoestimas es el siguiente: “Una persona tiene necesidad de afecto, un vampiro emocional o persona tóxica se percata de esa necesidad (es como si tuvieran un sexto sentido para encontrar nuestras debilidades, cuando tenemos carencias en algún aspecto éso se transmite y ellos lo saben captar muy bien); la persona tóxica se percata de esa necesidad de afecto, y se hará tu amigo, tu amante…lo que sea con tal de que acabes dependiendo emocionalmente de él (se ha nutrido de esa necesidad tuya de afecto)“, explica.

Para ella, todos, en algún momento, podemos tener alguna de estas características, pero las personas tóxicas “son siempre así”.

El autoestima, clave
El autoestima, clave para evitar la depresión y la ansiedad.

Sin embargo, como consecuencia de tener un bajo nivel de autoestima podemos caer en dependencia emocional hacía la persona tóxica, y es cuando aparecen los problemas. “Una persona con la autoestima baja tiene unos niveles altos  de ansiedad y es probable que tenga depresión, comenta.

 

Por, eso, para Sonia, el autoestima juega un papel importantísimo: “Mantener un buen nivel de autoestima hace que tengamo menos probabilidades de caer en las redes de las personas tóxicas“. Para solventar estas situación existen algunas terapias. “La terapia para mejorar la autoestima está basada en trabajar los pensamientos negativos propios de la persona, mejorar las habilidades sociales y trabajando la asertividad“.
Para Sonia Carod, tener un buen manejo de las habilidades sociales hace que “aumente” nuestro nivel de autoestima. “Podemos controlar mejor las situaciones interpersonales difíciles, ganamos seguridad, podemos manejar las críticas de los demás y podemos decir que no ante determinadaspeticiones“. En definitiva, un programa de mejora de autoestima hace que existan menos probabilidades de caer en las redes de las personas tóxicas y mantener una buena estabilidad emocional, y que se puede llevar a cabo tanto presencial como online.