¿Qué es la baja visión?

A medida que la población va envejeciendo empiezan a aparecer problemas visuales que antes no llegaban a detectarse. En un estudio realizado en 2012 sobre afectados por baja visión en España, cerca de 1 millón de personas padecen enfermedades que degeneran con baja visión y este número aumenta con los años.

baja visiónDesde hace unos años se están realizando programas prevención y control discapacidad visual, campañas sensibilización…por parte de los gobiernos. El 80% del total mundial de casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar.

Las personas que padecen baja visión son personas que tiene una visión muy pobre, menos de un 30% lo que les incapacita para realizar tareas en su vida diaria. Está pérdida suele ir acompañada además de pérdida de campo de visión.

Todos hemos oido comentar: está muy torpe, choca con todo , se cae con mucha facilidad, no mira por dónde anda… Esto normalmente pasa cuando en el campo de visión aparecen “manchas” que impiden que vean por la zona central o por la periférica. Tiene además asociado cambios de comportamiento, comunicación, orientación en el espacio…

Baja visión: diagnóstico

Cuando se les diagnostica alguna de estas patologías necesitan un periodo de “duelo” para poder digerir y acostumbrarse a vivir con ello porque es para siempre y en un porcentaje muy alto es degenerativo con lo que van a seguir perdiendo visión.

Sería conveniente, en muchos casos, que acudieran primero a un psicólogo, tanto ellos como sus familiares, para que les ayuden a aceptar la enfermedad. Estos pacientes suelen deprimirse porque muchas veces no comprenden el por qué ,en esta época con tantos adelantos, no existe una solución a sus problemas.

En una consulta de baja visión el trabajo que se realiza, siempre en colaboración con el oftalmólogo de referencia del paciente que nos proporciona toda la información relativa a la enfermedad y tratamiento recibido, es el de proporcionar las ayudas necesarias para mejorar la visión útil y enseñarles a manejarse de la mejor manera posible en su vida diaria.

El proceso final en el tratamiento de la baja visión en el que enseñamos desde el uso de las ayudas prescritas hasta la utilización de la visión útil (resto visual) es la Rehabilitación Visual y , dependiendo del problema que presente el paciente, puede ser la parte mas importante ya que, teniendo en cuenta esto, el paciente va a poder desarrollar su vida con mas autonomía en algún campo : lectura, escritura, cocina, hobbies, higiene personal, ver televisión, etc.