Archivo de la categoría: Psicología Online

La depresión mayor, el gran mal de la salud mental

depresión mayor La depresión mayor es una afección de salud mental. Es un trastorno del estado de anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante semanas o por más tiempo, y que pueden tener consecuencias negativas para la salud del individuo que la sufre. La depresión no es sencillamente una variación habitual del estado del ánimo, sino que implica una sensación persistente de tristeza constante que interfiere con las actividades laborales, escolares o sociales de quien la padece.

Causas de la depresión mayor

Las causas de la depresión mayor  hay que buscarlas en varios factores como el alcoholismo, la drogadicción, algunas afecciones, ciertos medicamentos, problemas para dormir, problemas personales, hechos estresantes en la vida u otros factores. Para la psicóloga clínica y especialista en neuropsicología infantil Nicky Valentín, no existe una “causa única” de la depresión, sino que es más “una combinación de factores genéticos, bioquímicos y ambientales. Las áreas del cerebro responsables de la regulación del ánimo, pensamiento, apetito y comportamiento parecen no funcionar con normalidad”, explica.

Síntomas

Como síntomas más habituales de la depresión mayor, existen algunos muy comunes, como la fatiga y falta de energía, la dificultad para concentrarse, el insomnio o la somnolencia. Todos estos síntomas no tienen que darse juntos, suelen aparecer varios de ellos. Una cosa muy importante suele ser que la mayoría de la gente no encuentra una razón concreta para ello. Eso hace sentir aún peor centrándose en sí mismos, buscándola y sintiéndose culpables por no tenerla y seguir estando mal, lo que hace que no busquen ayuda, por creer que sólo las razones objetivas son las que dan derecho a estar deprimido.

“Si se tienen sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío, irritabilidad e inquietud sin poder encontrar una razón lógica para ello, culpa e impotencia, pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban, incluso en las relaciones sexuales sería muy recomendable consultar a un profesional de la salud mental”, apunta Valentín, experta en este tipo de afeccionas de salud mental.

Tratamiento

En este punto, lo importante es saber cómo se trata la depresión mayor. Según la neuropsicóloga Nicky Valentín si es leve o moderada, se podrá tratar sin necesidad de medicamentos. “Existen varios tipos de terapia que pueden ayudar a afrontarla, y se ha demostrado la eficacia de la psicoterapia sola en casos de leves a moderados”, apunta.

En cambio, si es grave sí que es necesario combinarla con medicamentos prescritos por un psiquiatra. Aunque los medicamentos no son obligatorios, suelen ayudar a llevar al paciente a un estado en el que pueda trabajar en psicoterapia para vencerla.

Para Valentín, la depresión mayor es un “trastorno del estado del ánimo que interfiere significativamente con nuestra vida y hay que buscar ayuda para afrontarla”.

Disfunciones psicológicas en la fibromialgia

La fibromialgia (FM) o síndrome de fibromialgia (SFM) es una enfermedad crónica y compleja de origen desconocido, que se caracteriza fisiológicamente por un dolor generalizado y difuso de la musculatura, los tendones y otros tejidos blandos que rodean las articulaciones del organismo, además de una anormal sensibilidad a la presión digital en zonas anatómicas muy específicas del cuerpo.

Fibromialgia.

Para Arturo Argelaguer, psicólogo clínico, social y forense, sus manifestaciones más comunes son la rigidez de las articulaciones, fatiga constante, alteraciones del sueño, colon irritable, trastornos psicológicos (depresión ansiedad y estrés) y otras disfunciones cognitivas como: dificultad para concentrarse, deterioro de la memoria, anomia y agobio cuando deben afrontar varias cosas a la vez.

“La fibromialgia es una enfermedad que provoca una mala percepción del estado de salud, afectando de lleno el entorno socio-familiar y laboral de quienes la padecen, las cuales experimentan altos niveles de dolor y tensión emocional, observándose en ellas conductas inapropiadas, derivadas de una mala respuesta a los tratamientos físicos o farmacológicos”, apunta. La calidad de vida de estas pacientes aumenta a medida que son capaces de creer en una mayor autoeficacia y capacidad de control interno, según añade.

Dolor. “Cuando los pacientes afectados tienen una mayor percepción subjetiva de la gravedad de su enfermedad, se ha detectados un incremento en la frecuencia que ésta se asocia a una mayor intensidad del dolor, a mayores interferencias en el sueño, mayores incrementos de la medicación y una mayor presencia de otras enfermedades comórbidas, muchas de las cuales suelen estar ligadas a patologías de salud mental, como la ansiedad y la depresión”, explica.

El objetivo final de un buen abordaje terapéutico se centra en aliviar el dolor, mantener y/o restablecer el equilibrio emocional, mejorar la calidad del sueño, incrementar la capacidad física, reducir el cansancio y la falta de fuerzas generalizadas y prevenir el resto de problemas asociados.

En cuanto a los tratamientos, y asumiendo que en estos momentos no hay ninguna cura definitiva, pero se ha observado buenos indicios de efectividad en el alivio de los síntomas de la fibromialgia cuando se trabaja de forma multidisciplinar en base al modelo biopsicosocial de la enfermedad: coordinando psicoeducación (afrontamiento, autoeficacia, calidad de vida), terapia psicológica (depresión, catastrofismo y ansiedad), ejercicio fisiológico (aeróbic, refuerzo muscular y estiramientos) y farmacología (antidepresivos).

Consejos prácticos para combatir la depresión

El estado depresivo, peligroso para el ser humanoLa psicóloga Sonia Carod, autora de Tu Psicoweb, ya apuntó en otro artículo algunos síntomas y tipos de la depresión. Sin embargo, Carod también quiere matizar algunos consejos prácticos que pueden ayudar a una persona que está pasando por un proceso depresivo.

  1. No hablar siempre de los temas que han hecho que te sientes mal, es importante que  expreses  como te sientes pero lo justo, saca también temas positivos en tus conversaciones con los demás.
  2. Hacer ejercicio físico.
  3. No te aisles, es importante el apoyo social, relacionarse.
  4. Búscate un hobby, una actividad que te distraiga, te guste y proponte hacerlo.
  5. Una alimentación sana y equilibrada es fundamental para mantenernos bien, cuando estamos depresivos no nos alimentamos bien.

 Terapia cognitivo-conductual 

Carod es especialista en aplicar la terapia congitivo-conductual para el tratamiento de estados depresivos, y señala los pasos en los que consiste:

  1. Técnicas de resolución de problemas, donde la persona aprende a evaluar de una forma objetiva las situaciones y a tomar decisiones.
  2. Análisis e identificación de pensamientos negativos – emociones- sentimientos.
  3. Motivar a la persona mediante actividades y entrenamiento en mejora de autoestima , ya que contra más elevada está la depresión la autoestima está más baja.

 Si crees que Sonia Carod te puede ayudar, no dudes en consultar con ella desde aquí mismo. ¡Hazlo ahora!

 

Tipología y sintomatología de la depresión ¿Cómo se produce?

“La depresión es un estado de tristeza patológica, acompañada de una marcada disminución del sentimiento de valor personal y de una dolorosa disminución de la actividad mental, psicomotriz y orgánica”

( Robert y Lamontagne,1997 )

Los peligros de la depresión son notables

La depresión es un trastorno que se caracteriza por un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, y pérdida de interés por actividades que antes resultaban placenteras. Para la psicóloga Sonia Carod, “se ha de diferenciar de la reacción normal de tristeza que tenemos ante un acontecimiento negativo, si esta tristeza perdura entonces si puede convertirse en depresión”.

Síntomas de la depresión

La persona puede pasarse la mayor parte del día llorando, estar irritable, de mal humor o preocuparse demasiado por su salud, pierde el sentimiento del propio valor, de la propia autoestima. “Se encuentran preocupados y su pensamiento negativo les absorbe. Llega un momento en que ya no realizan las actividades habituales y se despreocupan de su bienestar”, explica Carod.

Según amplia, en el ámbito del pensamiento, la persona tiene “dificultad para concentrarse”, además de que “todo lo ve negro” (aparecen los pensamientos negativos), sentimientos de inutilidad y culpa y pueden incluso llegar a tener “pensamientos suicidas”. Pueden aparecer trastornos del sueño, insomnio o hipersomnia (sueño la mayor parte del día).

Los hábitos alimenticios también cambian. “Puede haber un aumento o disminución considerable del apetito, con el consiguiente aumento o disminución del peso corporal. Todos estos cambios producen un deterioro significativo en todos los aspectos de la vida de la persona ,en casa, el trabajo, familia, con los amigos”, sentencia.

Tipos de depresión

  1. Depresión mayor: es muy incapacitante, puede ocurrir una vez en la vida o más veces.
  2. Trastorno bipolar: uno o mas episodios maníacos (estado de ánimo exaltado,disminución de horas de sueño, hablar mucho, implicación en actividades placenteras que pueden tener resultados graves, como conducción temeraria) seguidos de episodios de depresión mayor.
  3. Distimia:  persona presenta estado de ánimo deprimido durante un periodo de tiempo muy largo (más de dos años),aunque no lo parezca es muy incapacitante, no es tan severa como la depresión mayor.

Las razones de la depresión y su tratamiento

Depresión.La depresión se manifiesta frecuentemente con sus síntomas que pueden parecer enfermedades físicas (dolores, cansancio, etc.) Aparecen tres tipos de síntomas: En los pensamientos (cognitivo), en lo que sentimos (emocional), y en lo que hacemos (conductual). Una cosa a destacar que nos ocurre cuando estamos deprimidos es la lo que llamamos la tríada depresiva: Tenemos pensamientos negativos acerca de uno mismo, del mundo que nos rodea.

Razones para la depresión:

No encontramos alicientes.
La depresión se debe a una falta de tener cosas que nos gusten esto hace nos quedemos inactivos. Debido a ello el deprimido no encuentra refuerzos en la sociedad y en consecuencia la depresión se perpetúa. Lo que coloquialmente decimos es “la pescadilla que muerde la cola”, “como no tengo ganas no hago, como no hago no encuentro alicientes”.
Que hacer entonces: Hacer una  programación de actividades que comiencen a darnos alicientes. Una vez que comienza se establece una retroalimentación positiva. El problema más habitual que se plantea es que dice que no tengo fuerzas para hacer nada, que cuando se me pase la depresión y me sienta bien es cuando saldré y haré las cosas que me apetecen. Se trata de plantease lo contrario, cuando te mueves te refuerzan y te sentirás bien y con más ganas de seguir.

.
Como resultado de pensamientos pesimistas y negativos.
Existe una distorsión del pensamiento, en la que el depresivo distorsiona la realidad viéndose de forma negativa a si mismo, al mundo y su futuro. En ese caso ¿Que hacer? Hay que detectar los pensamientos automáticos negativos de cada uno para cambiarlos racionalmente. Así las sensaciones que sentimos son debidas a pensamientos automáticos negativos. Se puede analizar de esta forma el pensamiento automático de tal manera que se ve claramente la relación entre la sensación y el pensamiento. Una vez que se descubre el pensamiento automático a veces se puede desmontar de forma racional, pero otras es preciso hacer algún experimento para comprobar que no responde a la realidad o realizar cambios conductuales para que el se pueda apreciar la realidad.

La indefensión aprendida
Es un estado en el cual se aprende que ante sucesivos fracasos haga lo que haga no voy a conseguir el objetivo. Esta indefensión aprendida es un caldo de cultivo ya que acoge toda una serie de calificativos y sentimientos negativos en el que la sufre. Este tipo de aprendizaje nos puede conducir a la depresión.

Causa biológica.
Existe un desequilibrio de los neurotransmisores.

Relación entre la ansiedad y depresión
Aunque se consideren dos cosas diferentes, suelen estar estrechamente relacionadas. La depresión que surge de un intento de solucionar un problema, esto supone un esfuerzo que genera una ansiedad que se va incrementando a medida que se comprueba que no se puede solucionar el problema. En ese momento aparece la depresión, pero lógicamente no se abandona del todo el intento de solución del problema con lo cual la ansiedad persiste asociada a la depresión.

El Tratamiento cognitivo-conductual

A grandes rasgos y para que nos entendamos los objetivos son:

  1. Aprender a ver las situaciones que nos son importantes de forma realista, y no interpretarlas. Ver lo que nos sucede tal y como sucede.
  2. Dar explicaciones racionales alternativas para lo que nos ocurre.
  3. Poner a prueba los supuestos irracionales desadaptados llevando a cabo comportamientos diferentes de acuerdo con las alternativas racionales que se han generado de manera que proporcionen oportunidades de éxito para un repertorio más amplio de cara a la interacción con otras  personas y a la resolución de problemas.
  4. Programación de actividades y asignación de tareas graduales, la práctica cognitiva y el entrenamiento asertivo. En las técnicas cognitivas destacamos en entrenamiento en observación y registro de cogniciones, demostrar al paciente la relación entre cognición, afecto y conducta, etc.