La importancia de un diagnóstico precoz en los niños que sufren la Enfermedad de Perthes

 

La Enfermedad de Perthes puede dejar secuelas en niños.

Las enfermedades que afectan a menos de 5 personas por cada 10.000 habitantes de una comunidad se denominan bajo la nomenclatura de Enfermedades Raras. O al menos estos son los parámetros que la Unión Europea refleja. Existe una tipología registrada de más de 400 enfermedades no comunes sobre las que se desconocen sus causas y sus posibles tratamientos efectivos.

Entre ellas muchos síndromes descubiertos por doctores que investigaron sobre la materia concreta a la que ahora dan nombre, como es el caso de Legg-Calvé-Perthes, conocida entre los que saben de su existencia como la Enfermedad de Perthes.

Esta extraña enfermedad afecta a las caderas de niños de entre 4 y 11 años (aproximadamente) produciéndoles una falta de riego sanguíneo en la cabeza del fémur, lo que produce a su vez una necrosis en parcial del hueso, y el posterior dolor y secuelas durante ese proceso del crecimiento. Pasados tres o cuatro años de la necrosis, la cabeza del fémur afectada vuelve a regenerarse, y en niños de 6 años no deja secuelas, al menos en la mayoría de los casos. En cambio, en niños de más de 8 años puede regenerase con malformaciones, lo que puede producir cojera o artrosis.

Los principales síntomas de la Enfermedad de Perthes son dolor en la zona de la cadera, o incluso en la rodilla, y por supuesto, cojera sin causa justificada aparente, que no desaparece aunque el dolor haya aparecido después de un golpe y tras guardar el reposo necesario.

Las razones por las que aparece esta dolencia en el fémur se desconocen en la comunidad médica. Sin embargo, el Dr. Abril Martín, uno de los mayores especialistas en España de esta enfermedad rara, apunta en su blog sobre la materia la que podría ser una de las causas que provoque la Enfermedad de Perthes. “La causa de la enfermedad se desconoce. No obstante, según estudios recientes  podría  tratarse de una alteración de la coagulación sanguínea y más concretamente una trombofilia o aumento a la coagulabilidad de la sangre. Esta alteración produciría oclusiones temporales pero reiteradas de las pequeñas arteriolas de la cabeza femoral y secundariamente una muerte celular ósea por falta de aporte de los nutrientes”.

Radiografía de una cadera afectada por la Enfermedad de Perthes.El Dr. Abril Martín, también cita otras investigaciones no sólo internacionales, sino de nuestro país: “Estudios españoles han mostrado también una mayor incidencia de Perthes en hijos de padres fumadores, pero el mecanismo último por el que se produciría la necrosis se desconoce”.

La mejor forma de diagnosticar la enfermedad es la radiografía. El tratamiento dependerá de lo rápido que se detecte, la edad y la forma final que se consiga con la cabeza del fémur, una vez regenerada. Para Abril Martín, actualmente el tratamiento de la Enfermedad de Perthes se basa en el método de contención. “El fin último del  tratamiento es conseguir por todos los medios una cabeza femoral esférica y no aplanada. Los antiguos métodos de descarga de la articulación mediante reposo en cama durante 1 o 2 años, o las clásicas férulas de descarga tipo Tachdjian  se han mostrado absolutamente inefectivos. Ninguno de ambos métodos cambia la evolución natural de la enfermedad”, concluye.

Enlaces de interés:

Familias con Perthes

6 pensamientos en “La importancia de un diagnóstico precoz en los niños que sufren la Enfermedad de Perthes

  1. juli franco

    buenas tardes tengo un niño de 6 años haces 5 meses empezo andar cojo pense que era porque tenia el pie plano lo lleve al ortopedista le mando una radiografia de cadera y me le diagnostico la enfermedad del pertes no me le manda tratamientos ni droga alguna solo volverlo a ver en 6 meses con una radiografia reciente, me preocupa pensar que mi hijo quede caminando cojo y estoy desesperada en saber si se le puede hacer algun tratamiento o es necesaria operacion?

  2. jessica

    hola tengo a mi hija de 7 años con esta enfermeda ya no se que aser por que me an dicho de todo me pueden sacar mis dudas grasias

  3. Caro

    Hola mi hijo a los tres años comenzó con enfermedad de perthes hoy tiene nueve puedo dar fe que no hay tratamiento y que solo el tiempo comienza a regenerar el fémur con el tiempo la cojera y el dolor paso pero se debe estar atenta siempre hace una semana visite al trauma y me dijo que evoluciona bien pero me da pánico que vuelva aparever

  4. Pamela

    Hola, me acabo de enterar que mi hija sufre de esta enfermedad, he recorrido muchos medicos y todos me dicen que esta enfermedad no tiene tratamiento. Mi hija tiene 5 años. Su padre y abuela tambien sufrieron esta enfermedad.

  5. Ana González

    Quisiera que me contaran como empiezan los síntomas de los está enfermedad porque tengo a mi hijo de 2 años y medio y está cojeando pero no le duele nada desde hace 15 días. Les agradezco sus comentarios estoy desesperada.

  6. Jessica

    Buenas tardes,
    A mi hijo con 4 años le diagnosticaron de esta enfermedad y bilateral (ambas piernas). Ha estado desde entonces y continúa a día de hoy (actualmente tiene 7 años) en revisiones por traumatología cada 4-6 meses donde le hacen radiografía y el trauma valora el estado en el que se encuentra la enfermedad.
    La enfermedad como tal no tiene tratamiento.
    A nosotros en nuestro caso lo que nos dijeron era que evitáramos caminatas largas y deportes de impacto, como saltar, correr. Pero en su lugar podía hacer natación !todo lo que quisiera! Y bicicleta… que además de hacer deporte le permite mejorar la musculatura de las piernas y la cadera sufre menos. Además, también fuimos a fisioterapeutas que nos explicaron los ejercicios que podíamos hacer con él para evitar que perdiera movilidad (al principio costaba porque era muy pequeño… pero poco a poco se convirtió en una rutina)
    A día de hoy os puedo decir que mi hijo tiene totalmente recuperada la pierna derecha, y la izquierda está recuperándose pero ya fuera de peligro y con una movilidad total….
    Es una enfermedad rara, que requiere de mucha dedicación y cuidado, pero mi experiencia me dice que siendo constante las cosas pueden llegar a mejorar, muy lentamente, pero pueden llegar a mejorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + Diez =