Medidas para combatir la bronquiolitis aguda en el niño

bronquiolitisLa bronquiolitis aguda es una enfermedad producida por una infección vírica, que afecta a niños menores de dos años, y se manifiesta con dificultad para respirar y, a veces, ruidos de “pitos” en el pecho.

Se denomina así al primer episodio de dificultad respiratoria en un niño menor de dos años.Generalmente se inicia con tos y mucosidad nasal. Después de 3-4 días aparece la dificultad respiratoria progresiva. El niño puede estar irritable, comer menos y presentar fiebre.

El Dr. Sergio Fernández, pediatra y puericultor, apunta una serie de medidas que pueden contribuir a que respire mejor:

  • Mantener al niño algo incorporado (alrededor de 30º) cuando esté acostado. Es conveniente elevar todo el cabecero de la cuna o cama, ya que si sólo se eleva la almohada, puede flexionar excesivamente el cuello, empeorando la dificultad.
  • Lavados nasales con suero fisiológico si presentan obstrucción nasal importante, preferiblemente antes de comer.
  • Fraccionar las comidas, más pequeñas y frecuentes, y no forzarlo a comer.
  • Evitar ambientes con humo y/o masificados.

Sin embargo, el Dr. Fernández, ofrece algunas claves a los padres y madres de los niños. ¿Cuándo se debería consultar con su pediatra? Si comienza con dificultad respiratoria, explica el Dr. Fernández, es conveniente que sea valorado, por si es preciso administrar algún tratamiento o control. También lo es si es menor de tres meses, ya que muchos de ellos precisan observación en el hospital por tener un mayor riesgo de complicaciones. En otros casos, como si presenta mal estado general, lo encuentran irritable o bien adormilado; si se cansa mucho al comer o casi no come; si se pone morado o pálido; si respira peor, cada vez más deprisa o se le marcan las costillas; si mueve mucho el abdomen, se le hunde el pecho o deja de respirar durante segundos, también debes consultar a un pediatra.

Medicación

En la actualidad, no hay ningún medicamento que cure la bronquiolitis. “Es el propio organismo el que controla la infección, pudiendo persistir los síntomas hasta 2-4 semanas. Algunos niños, tras haber padecido una bronquiolitis, pueden presentar episodios sucesivos de dificultad respiratoria con tos, de características similares, en los primeros años de vida”, explica el Dr. Fernández. En estos casos, prosigue, la tendencia es a la curación espontánea con el paso del tiempo.

Si quieres estar en contacto con el pediatra Sergio Fernández y que te realice una supervisión semanal de la salud de tu bebé, poderle consultar online si tienes dudas sobre la bronquiolitis u otra enfermedad puedes adquirir Qbaby  desde aquí  y obtener todo eso y más. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

18 − 13 =