Un plan alimentario y una nutrición restrictiva para ‘atacar’ a la obesidad infantil

La Organización Mundial de la Salud (OMS)dice que 1980 la obesidad se ha más que duplicado en todo el mundo: Más de 200 millones de hombres y cerca de 300 millones de mujeres padecen obesidad y no gozan de una buena nutrición. En algunos países, la obesidad se cobra más vida que la insuficiencia cardíaca. Por desgracia, en edades infantiles, la enfermedad ataca igual.
           
Muchos niños en España y en el mundo sufren de obesidad infantil al no haber recibido una buena educación alimentaria. El papel de los padres para que los niños tengan una dieta adecuada y nos sufran obesidad infantil y gocen de una buena nutrición es clave.

La nutrición correcta es clave para acabar con la obesidad infantil.

Para jugar este papel en la nutrición de los padres, la dietista Josefa Cobos tiene alguna de las claves que les pueden ayudar. “No se trata de hacer dietas restrictivas o hipocalóricas, sino todo lo contrario, ya que los niños en edad de crecimiento no deben ser sometidos a restricciones alimentarias fuertes”, señala. 

La cuestión para Cobos es “trazar un plan alimentario, donde se incluya la más amplia variedad posible de alimentos, dejando helados, dulces y todos aquellos alimentos cargados de Hidratos de Carbono y grasas para  momentos muy puntuales”, apunta Cobos. Además, la dietista añade que “si el problema ya está presente, la solución es una modificación de los  hábitos familiares; sin el ejemplo de los adultos de la familia, esto sería una empresa inviable”.

Hay que tener en cuenta también que los niños son muy capaces de aceptar una nueva conducta de una forma rápida si se les da las explicaciones adecuadas y se les precede con un ejemplo coherente.  Además, también hay que incluir el ejercicio periódico, que les irá mejor a medida que vayan perdiendo peso.

Para Cobos, algunos factores que colaboran con la obesidad infantil y que hay que evitar son “los padres obesos que predisponen a sus hijos, la ingesta de nutrientes con poco volumen y alto contenido energético y el sedentarismo”, concluye. Además, los problemas ligados a la obesidad infantil puede impedir el crecimiento normal del niño. Problemas como estrías, hipertensión, escoliosis, apnea obstructiva, ginecomastia, hígado graso y cálculos en la vesícula, además de problemas psicológicos.
 
Las mejores conductas básicas a seguir en caso de tener que tratar a un niño con obesidad infantil son, según Cobos “un plan alimentario adecuado trazado por un profesional para modificar su conducta alimentaria y un cambio del estilo de vida”

Un pensamiento en “Un plan alimentario y una nutrición restrictiva para ‘atacar’ a la obesidad infantil

  1. Pingback: Nutrición: Las consecuencias de la obesidad infantil | #SaludEnLaNube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × 2 =