Cómo trabajar el autoestima para no caer en la ansiedad o depresión de las ‘personas tóxicas’

Las personas tóxicas intentan hacer mella en nuestra forma de ser.

A veces no nos damos cuenta de forma consciente, pero después de estar con determinada persona nos sentimos faltos de energía, deprimidos, como si hubieran absorbido nuestra energía. ¿Os suena esta situación? Es lo que se llama “vampirismo emocional”, ejercido por personas que se nutren de emociones y necesidades ajenas. Este tipo de personas son a las que se llaman “personas tóxicas”.

“Las personas tóxicas tratan de desvalorizarte, exagerar tus errores o inventárselos donde no los hay para así ellos se nutren de poder, de energía”, explica la psicóloga Sonia Carod, autora de TuPsicoWeb.

Para Sonia, las personas tóxicas se pueden englobar en varios tipos: Narcisista, histriónicas, pesimistas, negativas, falsas, chismosos y envidiosos. El modus operandi de esta tipo de personas que destrozan autoestimas es el siguiente: “Una persona tiene necesidad de afecto, un vampiro emocional o persona tóxica se percata de esa necesidad (es como si tuvieran un sexto sentido para encontrar nuestras debilidades, cuando tenemos carencias en algún aspecto éso se transmite y ellos lo saben captar muy bien); la persona tóxica se percata de esa necesidad de afecto, y se hará tu amigo, tu amante…lo que sea con tal de que acabes dependiendo emocionalmente de él (se ha nutrido de esa necesidad tuya de afecto)“, explica.

Para ella, todos, en algún momento, podemos tener alguna de estas características, pero las personas tóxicas “son siempre así”.

El autoestima, clave
El autoestima, clave para evitar la depresión y la ansiedad.

Sin embargo, como consecuencia de tener un bajo nivel de autoestima podemos caer en dependencia emocional hacía la persona tóxica, y es cuando aparecen los problemas. “Una persona con la autoestima baja tiene unos niveles altos  de ansiedad y es probable que tenga depresión, comenta.

 

Por, eso, para Sonia, el autoestima juega un papel importantísimo: “Mantener un buen nivel de autoestima hace que tengamo menos probabilidades de caer en las redes de las personas tóxicas“. Para solventar estas situación existen algunas terapias. “La terapia para mejorar la autoestima está basada en trabajar los pensamientos negativos propios de la persona, mejorar las habilidades sociales y trabajando la asertividad“.
Para Sonia Carod, tener un buen manejo de las habilidades sociales hace que “aumente” nuestro nivel de autoestima. “Podemos controlar mejor las situaciones interpersonales difíciles, ganamos seguridad, podemos manejar las críticas de los demás y podemos decir que no ante determinadaspeticiones“. En definitiva, un programa de mejora de autoestima hace que existan menos probabilidades de caer en las redes de las personas tóxicas y mantener una buena estabilidad emocional, y que se puede llevar a cabo tanto presencial como online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres × 5 =