Archivo de la etiqueta: Diesalud

Una buena nutrición y una dieta saludable para canalizar el colesterol en la sangre

 
El temido colesterol del que tanto se habla es ‘temido’ hasta cierto punto, porque no hay que olvidarse que en parte es necesario para nuestro organismo y para una correcta nutrición.. A pesar de que en grandes cantidades puede tener consecuencias negativas para nuestra nutrición y para llegar una dieta saludable, es esencial para regular algunas sustancias que el cuerpo humano necesita. Además, es un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo y que se puede prevenir con un buen tratamiento y una buena alimentación diaria. 
 
El colesterol, necesario en cantidades adecuadas.
“El colesterol es un tipo de grasa necesaria para nuestro organismo que el cuerpo utiliza para proteger los nervios, fabricar tejido celular, sintetizar hormonas, además los rayos solares lo transforma en vitamina D,  para proteger la piel de agentes químicos y evitar la deshidratación”, explica Josefa Cobos, artífice de DieSalud y especialista en dietética y nutrición.
 
Pero, ¿por qué tenemos colesterol? “Nuestro hígado es capaz de producir el colesterol necesario para el organismo. Sin embargo, a través de la alimentación, podemos recibir una cantidad adicional de esta sustancia que, en muchas ocasiones, es perjudicial para la salud, sobre todo para el corazón”, relata Cobos. Así, la raíz de ese “aumento” en sangre viene derivado, principalmente, por el  “incremento” de las grasas saturadas y en la dieta.
 

Colesterol bueno y malo

 
Para que el colesterol llegue hasta las células requiere un transporte a través del riego sanguíneo que se hace a través de dos lipoproteínas: la LDL y la HDL. La primera va asociada al colesterol malo y se encarga de llevar el colesterol nuevo del hígado a las células del cuerpo. La segunda es la del colesterol bueno y recoge el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado. Allí se almacena o se libera a través de la bilis.
 
La dietista Josefa Cobos explica los problemas del colesterol malo. “El colesterol malo, en exceso se acumula en las arterias y dificulta el tránsito de oxígeno a través de la sangre, lo que dificulta el trabajo del corazón y del cerebro. La acumulación de estas grasas en los vasos sanguíneos se denomina arteriosclerosis. Aparte de los riesgos de infarto, existen otras patologías cardiovasculares graves ligadas al exceso de éste”, apunta.
Por su parte, el colesterol bueno no sólo es necesario para el organismo, sino que es recomendable aumentar sus cantidades en sangre cuando existe riesgo de arteriosclerosis, porque ayuda a sintetizar el colesterol “malo” que se acumula en las paredes de las arterias. Para los adultos sanos, según Cobos, sería importante un “seguimiento de los niveles de su colesterol”, por lo menos cada cinco años. 
 

Tratamiento en la nutrición

 
Lo principal para controlar y prevenir la hipercolesterolemia es una dieta sanabaja en grasas animales y rica en fruta, verdura y productos  altos en fibra, como norma uso de grasas vegetales (no superando el 30% de nuestro aporte calórico diario) y ejercicio aeróbico cotidiano, de tres a cinco veces por semana, como le sucede a otras enfermedades. El seguimiento en el colesterol diario se presenta como clave para controlarlo. Una buena nutrición a base de una dieta saludable se presenta clave para conseguir este objetivo.
           

Las calorías que no se ven en la nutrición diaria

Nubes.Cuántas veces alguien engorda a pesar de que cree que está llevando a cabo una nutrición sana o una dieta alimenticia adecuada. Siempre se escapan algunas (o muchas) calorías, que están ocultas en los alimentos, y que hacen que las dietas fracasen o no tengan tanto efecto. Pero ¿Cómo se pueden saber dónde están las calorías ocultas que impiden la buena nutrición?

La dietista Josefa Cobos sabe localizarlas perfectamente y actuar contra frases tales como “Siempre como lo mismo y engordo” y “Cada vez como menos y engordo más”.  Para Cobos, estas afirmaciones sobre la nutrición son imposibles. “La alimentación como cualquier otro balance es ‘lo que entra por lo que sale’, lo que ocurre en más de una ocasión es que no somos conscientes de algunas de las cosas que ‘entran'”.  Cobos también hace hincapié en otro aspecto de la nutrición que dice que hay que dejar de relacionar el tamaño de lo que comemos con las calorías que ingerimos.  “Casi siempre los alimentos más pequeños son los que aportan más cantidad  de calorías, por ejemplo, un bombón que pesa unos 10 g. y aporta unas 50 Kcal., dos caramelos toffee, 120 Kcal”, añade Cobos.

Para ella hay 5 tipos de calorías ocultas que hay que descifrar para no engordar y llevar a cabo una buena nutrición:

1.- Calorías escondidas en alimentos light. Que un alimento sea light no significa que no contenga calorías, sino que tiene menos. En ocasiones hay alimentos que contienen un bajo porcentaje de grasas, pero un alta cantidad de azúcares y calorías, o viceversa. Por lo tanto es importante leer la información sobre nutrición del producto. Es importante recalcar que los productos light son aliados de la dieta, pero se debe moderar su consumo.

2.- Calorías escondidas en los aderezos. Aunque parezca insignificante, el agregado de ciertos aderezos a las comidas parece influir en nada. La mayonesa, mantequilla o el ketchup hay que evitarlos para una correcta nutrición. Nunca hay que abusar de ellos.

3.-Calorías ocultas en bebidascarbonatadas. En ocasiones uno piensa que lo que se  bebe no puede aportar calorías y más si son refrescos. Pues bien, no es así. 360 cc de refresco ontiene alrededor de 200 calorías, lo cual si bebes en varias oportunidades puede ssuperar las 500 calorías.

4.- Calorías ocultas en las bebidasalcohólicas. A veces nos parece que las cosas que no necesitamos masticar no tienen calorías, pero no es la realidad, la únic abebida que no tiene calorías es el agua. El alcohol aporta 7 kcal. Por gramo, poco menos que el aceite y casi  el doble que las proteínas y los hidratos.

5.- Calorías ocultas en los chocolates light. Pueden contener menos azúcares, pero no menosgrasas y calorías, por ello es necesario estar atentos. Se puede consumir chocolate light y estaraportando casi la misma cantidad de calorías y grasas.

En definitiva, Josefa Cobos lanza un claro mensaje en nutrición: “La mejor forma de descubrir lascalorías ocultas que hacen fracasar una dieta es leer la información nutricional y nodejarse engañar por los productos light, que pueden ser útiles pero no son la panacea”.  Para ella, estos productos no deben ser consumidos “en grandes cantidades” ya que lo importante es “seleccionar bien los alimentos y “consumir las cantidades adecuadas”. 

El ejercicio y la alimentación, pilares fundamentales para luchar contra la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no fabrica la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, o bien la fabrica de una calidad inferior. La insulina es la encargada del transporte de la glucosa al interior de las células y al hígado para su transformación en glucógeno. Si el sistema falla, se produce u exceso de azúcar en sangre, denominado  diabetes. Los valores normales se establecen en:

 
  1. De 80 a 120 mg/dl antes de los alimentos.
  2. Niveles inferiores a 160 mg/dl dos horas después de los alimentos.
  3. Entre 100 y 140 mg/dl antes de irse a dormir.

Según la dietista Josefa Cobos, la diabetes afecta al 6% de la población. “Las posibilidades de contraerla aumentan a medida que una persona se hace mayor, de modo que por encima de los setenta años la padece alrededor del 15% de las personas”, apunta. También recalca que es “esencial” educar a los pacientes “para que controlen su diabetes de forma adecuada”, porque, según dice,  “puede acarrear otras enfermedades tanto o más importantes que la propia diabetes”. Algunas de estas enfermedades son las dolencias cardiovasculares, neurológicas, retinopatía o nefropatía.

Síntomas    

El momento de aparición de la enfermedad, así como las causas y síntomas que presentan los pacientes, dependen del tipo de diabetes de que se trate. Los síntomas de la diabetes son ciertamente fáciles de detectar, según señala Cobo, los principales son visión borrosa, sed excesiva, fatiga, micción frecuente, hambre y pérdida de peso.

Debido a que algunos tipos de diabetes se desarrollan lentamente, algunas personas con niveles altos de glucemia son completamente asintomáticas. La detección precoz puede prevenir o retrasar las complicaciones de la diabetes.

DiabetesSobre el tratamiento, Josefa Cobos es muy tajante: “No existe cura para la diabetes. El tratamiento consiste en medicamentos, dieta y ejercicio para controlar el azúcar en la sangre y prevenir síntomas y problemas”.

Una de las claves para luchar contra ella, es la alimentación. “Junto con el ejercicio, la alimentación, es una de los pilares fundamentales para el control de la diabetes”, añade Cobos. Para ella, hay que romper con algunos tópicos que rodean a la enfermedad. “Debemos desechar el mito de que la dieta del diabético es una dieta insípida y excesivamente restrictiva,  nada de eso, una persona diabética puede comer prácticamente de todo, únicamente es necesario unos pequeñas nociones de los alimentos, sobre todo de aquellos ricos en HC, de los que debemos optar por los de bajo índice glucémico (IG). De hecho, su alimentación es totalmente compatible con la del resto de la familia, realizando ligeras modificaciones”, explica.

Como Cobos ha repetido, el ejercicio es el mejoror aliado para equilibrar los excesos, por lo que lanza un consejo clave (además de realizar un buen seguimiento): “Si un día por algún motivo en particular nos hemos excedido en nuestra ingesta, compensaremos haciendo la caminata más larga, para eliminar el exceso de azúcar en sangre”, concluye.

Las causas ‘ocultas’ de la hipertensión arterial y sus posibles tratamientos dietéticos

hipertensiónLa tensión arterial es la presión que el corazón ejerce sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. La presión máxima se obtiene en cada contracción del corazón (sístoles) y la mínima (diástoles), con cada relajación.<

Josefa Cobos, dietista, conoce muy bien esta dolencia y sabe el cuidado que hay que tener para diagnosticarla, tratarla y que no deje huella en el cuerpo humano. “Normalmente la presión alta no presenta ningún síntoma, por lo que muchas personas pueden ser hipertensas sin saberlo, lo que hace que  puedan desarrollar cardiopatía y problemas renales como consecuencia de ello”, señala.

Algunos motivos que causan la hipertensión arterial son la obesidad, la abundante sal, el consumo excesivo de alcohol, la herencia genética de los padres, el sedentarismo, la raza (los negros son más propensos por genes), la edad, el sexo (los varones son más propensos) y los medicamentos (como conceptivos orales, esteroides anabolizantes y antiinflamatorios, entre otras cosas, etc.).

Cobos sabe bien los peligros que puede tener esta dolencia a medio plazo. “La hipertensión se considera como un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que es muy importante observar una serie de recomendaciones dietéticas, orientadas para la normalización del peso, control de la calidad de la grasa y del colesterol, así como asegurar una cantidad adecuada de fibra y antioxidantes naturales, relacionados con la prevención de estas enfermedades” apunta.

Esta especialista en tratar en su consulta este tipo de problemas apunta algunos consejos para que la comida resulte más apetitosa . “Los alimentos ácidos como el vinagre de manzana o vino y el zumo de limón o los aliáceos como el ajo, la cebolla, cebolleta o puerro son recomendables”, indica.  “La albahaca, el hinojo, comino, estragón, laurel, tomillo, orégano y el perejil son hierbas aromáticas muy recomendables” añade Cobos, que también recuerda que la pimienta, el pimentón y el azafrán “van muy bien”.<

Cobos hace una última recomendación explicando que “para intensificar más los sabores, podemos macerar el aceite de oliva y el vinagre con hierbas aromáticas, e incluso es muy buena idea dejar las carnes y el pescado aliñados desde el día previo”. Algo sencillo y que puede dar beneficios a medio plazo.

Algunas recomendaciones a evitar

A evitar: Sal,  café, té, sopas de sobre, conservas, zumos envasados, charcutería, carnes ahumadas y curadas, moluscos y crustáceos, pescados ahumados y secados, aceitunas y encurtidos, patatas de bolsa y todo tipo de snacks, condimentos salados y bebidas refrescantes y todos aquellos alimentos que tengan sodio añadido.

Consumir:Fruta natural, verduras y hortalizas frescas, carnes frescas, pescado fresco, patatas, legumbres, harina y cereales con moderación.

Aconsejados:Queso de burgos, mantequilla, requesón y pan,  sin sal, cuajada, leche,  frutos frescos, carnes y aves no grasas

Colon irritable, remedios naturales para luchar contra los síntomas de un síndrome crónico

Quién no conoce a alguien que haya padecido o padezca el síndrome del colon irritable. El síndrome de intestino irritable (también llamado colon irritable) es una enfermedad digestiva crónica y que afecta a un amplio porcentaje de la población mundial. Para los que no lo conocen, es un conjunto de trastornos funcionales de los intestinos bastante común que se cree que causa aproximadamente entre el 20 y el 50% de las visitas a los especialistas en la materia.

El jengibre ayuda a luchar contra la irritación del colon.

La dietista Josefa Cobos sabe perfectamente que las personas que padecen de colon irritable les resulta complicado combatir este problema, y apunta algunas soluciones: “Si bien llevar una dieta acorde es fundamental, algunos remedios, como este de jengibre y manzanilla, pueden dar muy buenos resultados”.

Nadie quiere padecer de problemas de colon irritable, pero cuando se presentan, lo mejor es mantenerlo a raya. “Llevar una dieta acorde es crucial, Pero también se puede recurrir a remedios caseros y naturales como este que se propone en la receta. Verás que la mezcla de jengibre y manzanilla quizás de excelentes resultados”, apunta Cobo.

Para preparar este remedio casero contra el colon irritable, Cobo enumera los ingredientes necesarios que son: Dos cucharadas de flores de manzanilla, dos cucharadas de raíz de jengibre en trozos, una cucharadita de miel (opcional) y medio litro de agua.

La preparación de la receta milagrosa es muy sencilla. “Hervir  medio litro de agua, añade luego el jengibre en pequeños trozos y las flores de manzanilla secas. Se deja la ebullición a fuego bajo durante unos 10 minutos para luego apagar el fuego y dejar reposar un cuarto de hora más”, explica Cobo, que atiende este y otros trastornos a través de su consulta online. 

Una vez lista, ya se puede tomar y ver los efectos positivos. “La acción del jengibre es muy buena en todo concerniente al el sistema digestivo, generando un efecto calmante notable, asimismo, sucede con la manzanilla, genial para reducir inflamaciones e irritaciones. Por ende, una mezcla de este dúo puede ayudar a mejorar nuestro colon”, concluye Cobos.