Archivo de la etiqueta: Dieta Mediterránea

Consejos y hábitos de alimentación para prevenir la obesidad infantil

obesidad infantilExisten múltiples formas para luchar contra la obesidad infantil a través de una buena nutrición y unos hábitos alimenticios adecuados. España es un país con unos índices altos de obesidad en edad infantil y juvenil. Aunque no tan altos como en otros países (EE UU), sí que las cifras preocupan a los padres y madres de los niños de entre 0 y 18 años.

Por eso ahí van algunos consejos para luchar contra ella:

  • Evitar usar alimentos como premio o castigo. Esta práctica no favorece el comer por hambre y establece preferencias y rechazos.
  • Cocinar con técnicas culinarias sencillas. Como son al vapor, plancha, horno, papillote, rehogado, etc., que no aumenten el valor calórico.
  • Conseguir un ambiente tranquilo. Una atmósfera acogedora cuando se come es vital, tomarse el tiempo necesario, también.
  • Comer es una necesidad y un placer. La comida debe aportar las cantidades de energía y nutrientes que el organismo necesitas, pero también el bienestar psicosocial que supone un plato gastronómicamente bien preparado, consumido en un lugar agradable y en buena compañía.
  • El periodo de inactividad no deben sobrepasar las dos horas.  No es recomendable que el niño tenga TV y otros equipamientos tecnológicos en la habitación. No se debe comer viendo la TV y es aconsejable disminuir la exposición a publicidad de alimentos.
  • Integrar la actividad física en las rutinas de la familia.
  • Seguir la recomendada dieta mediterránea. El mejor ejemplo de alimentación saludable: aceite de oliva, pescado, legumbres, cereales, pan, frutas, verduras, yogur, frutos secos. Sus distintas combinaciones dan lugar a numerosas recetas de alto valor gastronómico y nutritivo.<Convencidos de la importancia de una buena educación, hay que aprovechar la edad escolar para que los niños se acostumbren a comer bien, a normas de higiene, a respetar los ritmos del sueño y actividad, creando unos hábitos de vida saludables y fáciles de realizar. Si tienes alguna duda sobre como implementar estos consejos, o quieres una atención más personalizada, te puedes poner en contacto desde aquí con la autora de este artículo.

Sobrepeso en la infancia: cómo evitar la obesidad infantil

Llevar una alimentación sana y variada favorecerá a mantener una buena salud durante toda la vida. Este hecho es aún más importante durante la infancia, donde se consolidarán sus hábitos alimentarios para el futuro.
 
La obesidad infantil es un peligro para la nutrición sana de los niños.

El sobrepeso y la obesidad son dos problemas que en la actualidad están tiendo mucha repercusión en niños y adolescentes. En España, la obesidad afecta al 14% la población infantil y juvenil, al 15% de la población adulta y a más del 20% de los mayores de 65 años. Antes de continuar, merece la pena recodar las definiciones del sobrepeso y la obesidad, dado que son términos diferentes. El sobrepeso, se refiere a la situación en el que el peso es mayor que el estándar para la altura del niño, mientras que la obesidad es una afección con exceso de grasa.

 

 
La obesidad infantil es un fenómeno global, en aumento y no controlado, asociado a una mayor probabilidad de muerte y discapacidad en la edad adulta. Los niños con sobrepeso/obesidad tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la edad adulta y padecer a edades tempranas enfermedades como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, trastornos del aparato locomotor (artrosis) y ciertos tipos de cáncer (endometrio, cáncer y colón).
 
La causa principal del exceso de peso es debida a un desequilibro entre la ingesta calórica y el gasto calórico. Deferentes estudios señalan que los factores determinantes del sobrepeso y la obesidad son; el sedentarismo, tendencia a la disminución de la actividad física motivados por los modos de transporte y la creciente urbanización. Además, también se achaca a cambios en el modelo dietético hacia los alimentos de alta densidad energética, como la bollería industrial y los refrescos azucarados.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce que el aumento de prevalencia de la obesidad infantil se debe a cambios sociales, como son, una dieta incorrecta y una escasa actividad física, pero no sólo esta relacionado con el comportamiento del niño, sino también a factores sociales, económicos y de políticas alimentarias.
 
Unpilar fundamental para poder combatir este fenómeno es la educación nutricional. Los padres pueden influir en el comportamiento de sus hijos proporcionándoles bebidas y alimentos saludables y promoviendo la actividad física. Si tienes alguna duda sobre cómo combatir la obesidad infantil de tu hijo y quieres realizar un seguimiento online, o una consulta, lo puedes hacer directamente desde aquí y ponerle fin al problema.