Archivo de la etiqueta: Fibrilación Auricular

Sintrom y otros tratamientos anticoagulantes para regular la fibrilación auricular

fibrilacion auricularLa fibrilación auricular, como ya se ha explicado en otro artículo anterior,  es la arritmia más frecuente que se padece en el corazón, y consiste en una alteración del ritmo cardíaco que ocurre cuando el marcapasos natural del corazón, el nodo sinusal, pierde el control y otras células cardíacas a nivel de las aurículas, se encargan de las contracciones auriculares.

Para combatir esta dolencia cardíaca hay que poner un tratamientos que se adapte a los factores de riesgo. Para la Dra. Remedios Mas, el tratamiento se establesegún la presencia o ausencia de factores de riesgo”. Lo que se hace es “sumar” un punto por cada uno de estos factores: insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión arterial, diabetes mellitus y antecedentes de Ictus. “Así se puede saber que tratamiento anticoagulante es el más indicado”, apunta.

Así, de esta manera, “los pacientes que suman más de dos puntos son tratados con sintrom, mientras que los que suman 0 o 1 puntos son tratados con Aspirina“, comenta la Dra. Mas, que también apunta que “los pacientes con riesgo elevado de embolismo por fibrilación auricular también tienen  más riesgo de hemorragia y el manejo de los fármacos anticoagulantes es muy delicado”, por lo que hay que tenerlos en cuenta.

Sobre el tratamiento, añade que “el sintrom se interfiere por los alimentos y por muchos fármacos por lo que requiere monitorización frecuente para valorar el INR que debe estar entre 2 y 3″. La aspirina, por su parte, “tiene efectos secundarios gastrointestinales frecuentes con tendencia a la hemorragia”, concluye.

Otros tratamientos

Para Mas, existe un nuevo medicamento, Pradaxa (Dabigatron), que posee una eficacia equivalente en anticoagulación, una tasa de sangrado menores, no requiere monitorización de INR, tiene pocas interacciones con fármacos y alimentos y tiene una dosificación fija para el tratamiento a largo plazo.

 

Sus indicaciones son 1) La prevención primaria de tromboembolismo venoso en pacientes sometidos a cirugía de reemplazo total de rodilla o de cadera y 2) La prevención del ICTUS y embolismo sistémicoen pacientes adultos con Fibrilación auricular y uno o más factores de riesgo. Para Mas, “su principal inconveniente es el precio del tratamiento, ya que es mucho más caro que el sintrom, por lo que menos accesible.

Prevención, síntomas y sospecha del Ictus

El cerebro, foco de los Ictus.
En un tercio de los casos de Ictus o accidente cerebro vascular se dan síntomas previos que pueden durar desde minutos hasta horas y que si se identifican adecuadamente pueden salvar la vida del paciente. El ictus se produce cuando una arteria que lleva sangre a una parte del cerebro se rompe (hemorragia) o se tapona con un coágulo (trombosis), lo que provoca la muerte de las neuronas correspondientes a la zona de irrigación de la arteria.
 
Los factores de riesgo que se pueden prevenir más importantes del Ictus son la Hipertensión, la Fibrilación Auricular, la diabetes y la arteriosclerosis producida por la elevación del colesterol. La edad avanzada y el sexo masculino también son factores de riesgo pero no son modificables. Los hombres entre 45 y 74 años sufren más Ictus, pero a partir de los 85 años quienes tienen mayor riesgo de muerte por sufrirlo, son las mujeres. Algunos síntomas de sospecha de un Ictus son:
 
1.-  PERDER LA VISIÓN DE UN OJO DE FORMA BRUSCA.  Lo más habitual es empezar a ver doble de forma brusca, para notar a continuación pérdida completa de visión de un ojo. Puede durar unos segundos y luego volver a recuperar la visión. El motivo es la obstrucción de la arteria retiniana.
2.- PÉRDIDA BRUSCA DEL EQUILIBRIO acompañado de desorientación y descoordinación. Este síntoma puede durar minutos y luego resolverse, pero también puede ir aumentando de intensidad.
3.- DEBILIDAD O PARÁLISIS MUSCULAR en la cara, brazo o pierna de forma BRUSCA. Este síntoma provoca imposibilidad de movimiento de una parte del cuerpo con sensación de entumecimiento. También puede durar minutos y después solucionarse.
4.- INCAPACIDAD PARA ARTICULAR PALABRAS o PARA ENTENDERLAS: Se puede notar desde dificultad para hablar o entender las palabras, hasta confusión y pérdida de memoria. También es frecuente perder la habilidad de escribir o de realizar cosas habituales como atarse los zapatos o incluso tragar alimentos.
 
5.- PÉRDIDA DE SENSIBILIDAD AL TACTO o incluso al calor o al frío. Se siente una incapacidad para reconocer los estímulos sensoriales táctiles y se suele acompañar de un cambio brusco del estado de ánimo: se siente profunda tristeza o al contrario, gran euforia.

Cómo actuar

La Doctora Remedios Mas nos da algunas pautas de cómo actuar en este caso. “En primer lugar, si se tienen antecedentes de riesgo como la Hipertensión, Fibrilación Auricular, Diabetes o hipercolesterolemia, se debe acudir a urgencias para descartar lo antes posible el ICTUS, ya que, el éxito del tratamiento depende sobre todo de la rapidez en el diagnóstico y tratamiento”, apunta. Además, concluye con algo muy importante: Se sabe que las primeras 4 horas son cruciales para corregir las causas y que no se produzca el temido Ictus”.