Archivo de la etiqueta: Remedios Mas

Anemia, cáncer de colon y otras razones de mucho peso para realizar una colonoscopia

La colonoscopia, una técnica necesaria para saber cómo está el colon.

El colon es un órgano muy importante para el bienestar y el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Ya hemos abordado con anterioridad en este blog algunos otros aspectos relativos a él, como el síndrome crónico del colon irritable. Sin embargo, algunas patologías puede indicar la necesidad de ahondar un poco más en los problemas del colon y tenr que realizar una colonoscopiaz.

La colonoscopia es una técnica de imagen que permiteexaminar el colon (intestino grueso) y el intestino delgado en su porción más distal (ileon). El colonoscopio tiene una pequeña cámara adherida a una sonda flexible que se introduce vía rectal y va avanzando en todo el trayecto del colon, permitiendo visualizar en directo las paredes internas del intestino grueso.

Previamente a la realización de esta técnica, según cuenta la Dr. Remedios Mas, el paciente requiere una preparación que consiste en una limpieza del intestino. “Hay que seguir una dieta líquida, sin residuos durante 2 ó 3 días antes de la colonoscopia. Además se tomarán laxantes y en ocasiones se precisará de enemas de limpieza. La dieta líquida consiste en caldos sin grasas, zumos, agua y bebidas isotónicas”.

Actualmente la colonoscopia se realiza bajo sedación. La Dr. Más explica la importancia de este punto. “No es una anestesia propiamente dicha, ya que el paciente respira por sus propios medios. Se le administran unos fármacos que le provocan sueño”. Además,  para que avance el colonoscopio, se necesita insuflar aire en el colon. “Esta técnica puede provocar dolor y este es el motivo principal por el que se realiza la sedación”, señala Mas.

En definitiva, las principales razones por las que se realiza una colonoscopia bajo sedación son las siguientes:

1.- Anemia: cuando no se encuentra una causa para justificar la anemia.
 
2.- Sangre en las heces o heces negras.
 
3.- Cambios en las deposiciones:alternancia de estreñimiento y diarrea.
 
4.- Enfermedad inflamatoria intestinal: Colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.
 
5.- Detección precoz de cáncer de colon.
 
6.- Familiar en primer grado con cáncer de colon.

La importancia de tener los cinco sentidos de la salud ‘intactos’ para la vida cotidiana

Las revisiones oculares son una de las más importantes.
La salud también afecta a la conducción. Por eso los reconocimientos médicos para las personas que tienen algo tan valioso como el carné de conducir son claves para la renovación, sobre todo a según qué edades. Actualmente el período de vigencia del carné de conducir es de diez años. Una vez cumplidos los 65, el periodo decrece y la renovación es cada 5 años. Y el éxito en los reconocimientos se hace más y más difícil.
 
En general, durante este período es lógico pensar que podemos enfermar, o tener un accidente que nos provoque una incapacidad, una operación que nos limite nuestros movimientos o una enfermedad mental que nos altere nuestra capacidad de decidir. Por estos motivos se hacen los reconocimientos de conductores periódicos.
 
El objetivo principal para un médico que hace estos reconocimientos, como es el caso de la Dra. Mas, es que las personas lo superen.Cuando se detectan enfermedades o conductas que pensamos que pueden alterar su capacidad de conducir, pedimos un informe a su médico de atención primaria o al especialista que lo atiende, porque son los médicos que realmente conocen al paciente y saben si siguen sus recomendaciones de tratamiento o no”, explica Mas. 
 

Para la Dra. Mas, el objetivo es que el conductor “siga conduciendo”, pero como ella misma relata, a veces es necesario “adaptar su vehículo, o limitarle la velocidad máxima, o indicarle que sólo puede conducir con luz diurna”. En algunos casos es viable suspender temporalmente este derecho hasta que el problema se haya solucionado.

 
Las personas mayores de 75 años tienen que revisarse el carné cada 5 años.

Para algunos conductores mayores de 65 años, sus coches son sus piernas, subraya Mas. “Caminan  con dificultad, pero las habilidades motoras necesarias para conducir, las mantienen. Renovando su permiso, ayudamos a que estas personas sean autosuficientes y estén mejor integradas en la sociedad”, explica la Dra. Mas.

 
“Siempre damos los oportunos consejos sanitarios adaptándolos en cada caso. Por ejemplo, en los casos de conductores de más de 75 siempre les indicamos que adapten sus hábitos de conducción a su estado de salud, que hagan recorridos cortos y siempre por calles y carreteras conocidas, evitando horas punta y evitando conducir si las condiciones climatológicas son adversas”, apunta la Dra. Mas.