Archivo de la etiqueta: sexualidad pacientes pulmonares

¿Cómo afecta la EPOC a la sexualidad?

Aunque los problemas de falta de energía y de oxígeno, la tos y la disnea pueden afectar al interés por el sexo, la EPOC no disminuye la capacidad sexual. Para la especialista en medicina interna Olga Araújo, el paciente EPOC puede creer que es mejor evitar las relaciones sexuales porque pueden resultar excesivamente “peligrosas” para su salud; pero el sexo, al igual que otras actividades físicas, no es peligroso para los pulmones. “Pequeños incrementos en la frecuencia cardíaca y respiratoria son normales durante esta actividad, sin resultar peligrosos”, explica. Además es importante, según apunta, que junto a las relaciones sociales, se mantenga este tipo de actividad para ayudar a luchar contra la soledad y el aislamiento que se puede sentir al padecer EPOC.

sexualidad epoc

“Hablar con su pareja acerca de cómo se siente y de las preocupaciones que pueda tener le facilitará encarar la situación antes de que se convierta en un problema. No dude en acudir a su médico o preguntar en una de sus visitas sobre las limitaciones y problemas que la enfermedad le ocasiona en sus relaciones o las dudas que pueda tener al respecto“, recomienda Araújo, que a la vez ofrece algunos consejos para ayudarle y que debe tener en cuenta sobre sus relaciones:

  • No comience una relación sexual inmediatamente después de una comida copiosa, ni después de consumir alcohol, ni cuando esté nervioso por otro motivo.
  • Disponga de una habitación con una temperatura adecuada.
  • Comience con un periodo de descanso previo, realizando ejercicios de respiración, de relajación y de higiene bronquial.
  • Puede usar su medicación de rescate si lo precisa, antes y después de la relación sexual.
  • Use el control de la respiración como lo haría con cualquier otra actividad, pare y descanse, si es necesario.
  • Elija una posición cómoda que no dificulte la respiración o suponga excesivo esfuerzo, evitando la presión sobre el pecho (por ejemplo, acostado de lado, sentados cara a cara, o en posiciones en las que su pareja asuma un papel más activo).
  • No obstante, recuerde que las relaciones con la pareja no se basan exclusivamente en las relaciones sexuales, sino que otros aspectos como son la comunicación, la intimidad, el cariño, el apoyo y el sentirse amado y comprendido resultan esenciales.

Para Araújo, hay que tener en cuenta que “algunos medicamentos, como los que se utilizan para la hipertensión, los antidepresivos o los equipos de oxigenoterapia pueden tener un efecto negativo sobre su deseo sexual”. La Doctora recomienda hablar con su médico para saber si sus medicinas tienen este efecto secundario y tener en cuenta que si controla la enfermedad y lo planifica adecuadamente existirá más confianza para mantener su actividad sexual de acuerdo con su pareja.